13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Indígenas y afros, unos de los más vulnerables a la tuberculosis

27 de marzo de 2013
27 de marzo de 2013

En Colombia, cada año se reportan cerca de 12.000 casos, 1.000 de los cuales terminan en muertes; no obstante, la tasa de mortalidad por la enfermedad ha disminuido cerca del 40%, pasando de 3,45 casos por 100 mil habitantes en 1999 a 2,1 en 2010.

Alrededor del 6% de los casos nuevos detectados se presentan en menores de 15 años, y Antioquia, Valle del Cauca y Bogotá aportan cerca del 40% de éstos.

Las minorías étnicas son de las más afectadas: el 14,9% de los casos en menores de 15 años corresponden a población indígena, seguido por afrocolombianos con el 11,8%.

“Hay mucho por hacer en nuestro país”, indicó el director general del INS (Instituto Nacional de Salud), Fernando de la Hoz Restrepo, y agregó que “es necesario aumentar los esfuerzos para detectar oportunamente los nuevos casos entre niñas, niños y adolescentes, especialmente en población vulnerable”.

Asimismo, el INS destaca que entre el 10 y el 20% de los casos de tuberculosis reportados presentan coinfección con el VIH y llama la atención sobre el hecho de que cerca del 4% son niños, lo que implica una necesidad de programas de prevención de la transmisión madre-hijo.

Sin embargo, en el Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) que se aplica en Colombia, existe la vacuna BCG, que tiene como objetivo la prevención de formas más complejas de la enfermedad. Esta vacuna es de dosis única y se aplica al bebé recién nacido, aunque es posible vacunar a cualquier edad.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) llamó a redoblar esfuerzos en la prevención y el control de la tuberculosis en América Latina y el Caribe. La asesora regional de la OPS para el control de esa enfermedad, Mirtha del Granado, explicó a Radio ONU que el hacinamiento y la falta de ventilación contribuyen a propagarla.

“El tabaco, la adicción al alcohol, la infección por VIH, la desnutrición, la contaminación, son factores que facilitan el pasaje de estar infectado a estar enfermo”, indicó la experta.

Médicos sin Fronteras, por su parte, pidió que no quede en el olvido la lucha contra la tuberculosis multirresistente a los medicamentos, para lo que solicitó un apoyo político y financiero adecuado que permita escalar los esfuerzos en su diagnóstico y tratamiento.

“Si no se toman medidas, el número de afectados por esta enfermedad continuará creciendo y una oportunidad histórica para aumentar la cifra de personas curadas habrá sido desaprovechada”, advirtió en un comunicado de prensa la organización humanitaria.

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa causada por el bacilo Mycobacterium tuberculosis. Por lo general, afecta a los pulmones (tuberculosis pulmonar) pero puede afectar otros sitios (extrapulmonar).

La enfermedad se propaga en el aire cuando quienes están enfermos con tuberculosis pulmonar expulsan las bacterias, por ejemplo al toser.
Un mayor acceso a los servicios de salud y la mejora de los servicios de saneamiento y de las viviendas contribuiría a reducir el riesgo de infección.