23 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Golpe a emporio económico de “Los Rastrojos” y “Renacer” en Risaralda

1 de marzo de 2013
1 de marzo de 2013

En una primera diligencia judicial la Fiscalía General de la Nación y el Grupo Investigativo Extinción de Dominio y Lavado de Activos de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol, adelantaron análisis financieros orientados a recopilar documentación de carácter contable, tributario, patrimonial y mercantil, relacionados con los bienes de Emerson David Guzmán Martínez alias “Sarley”, de Eber John Peñata Torres alias “guacharaco”, cabecillas de la banda criminal “Renacer”, lo que permitió la identificación de nueve bienes en Córdoba, Antioquia y Chocó, representados en cuatro casas, un parqueadero, un establecimiento comercial y tres lotes, avaluados en  630 millones de pesos.

Simultáneamente, la Fiscalía General de la Nación y la Dijin ocuparon en Risaralda y Antioquia 15 bienes de propiedad de José Fabián Guzmán Patiño alias “Niño Fabián” y Juan Pablo Quiceno Restrepo alias “Mal genio o Juanpa”, integrantes de la banda delincuencial “La Cordillera” asociada a la banda criminal “Los Rastrojos”, permitiendo así la identificación de dos lotes de terreno, dos casas, dos parqueaderos, cinco fincas, dos apartamentos y dos bodegas avaluados en $3.577.635.600, ubicados en los departamentos de Risaralda y Antioquia.

Alias “Niño Fabián” fue capturado por la Policía Nacional en la ciudad de Pereira en marzo de 2011 y actualmente se encuentra recluido en la cárcel La Picota, de Bogotá, condenado a seis años y medio de prisión, además del pago de una multa de 2.017 SMLMV, después de haber sido hallado responsable de los delitos de concierto para delinquir, homicidio agravado, tentativa de homicidio y porte ilegal de armas de fuego.

De otro lado, alias “Mal genio o Juanpa”, capturado por la Policía Nacional en octubre de 2011, cuando almacenaba 496 kilos marihuana en una finca ubicada del corregimiento La Florida, Pereira, está condenado a 11 años y medio de prisión y al pago de una multa de 1.400 SMLMV, por ser el responsable de los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de narcotráfico y tráfico de estupefacientes.