10 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno intenta dividir a los cafeteros. El paro NO se levanta, responden

3 de marzo de 2013
3 de marzo de 2013

La reunión en que se acordó aumentar la “ayuda gubernamental” de $60,000 por carga de café, a $95,000 para grandes y medianos cafeteros, y a $115,000 a los pequeños caficultores, tuvo lugar entre el Gobierno, y el Comité Nacional de Cafeteros. Es decir sin la presencia de los delegados de los organizadores del Paro nacional, que precisamente han argumentado, en esta movilización, que la institucionalidad de la Federación, (su Gerente General y el Comité Nacional) no los representan ni a ellos, ni a los intereses de los miles de cultivadores que se agolpan en las carreteras.

Además, los estatutos de la Federación de Cafeteros en su artículo 15, señalan que el Ministro de Hacienda y Crédito Público, tendrá “tantos votos, cuantos sean necesarios para equilibrar el poder de voto entre el gobierno y los representantes cafeteros. Cuando ocurran empates al votarse una medida los dirimirá el Señor Presidente de la República”, es decir, que la reunión de hoy representa un simple anuncio del Gobierno, refrendado con una “institucionalidad cafetera” que ya no cuenta con el apoyo de sus representados.

Los líderes del paro cafetero en Caldas, Risaralda y Quindío que se encuentran reunidos en la zona de Irra, mantienen los bloqueos e insisten que las medidas anunciadas por la administración Santos, están lejos de las peticiones que han realizado los productores del grano. En el mismo sentido se han pronunciado los caficultores del Huila, quienes señalan que los delegados del Comité Nacional de Cafeteros, no los representan. Los líderes del Paro Nacional Cafetero, se mantienen en la movilización, con el pliego que el gobierno ya conoce, y que en días pasados, rechazó negociar.

Los productores de café, continúan exigiendo el precio de sustentación a la carga, con dineros que han sido ahorrados por ellos en el Fondo Nacional del Café, y no los subsidios anunciados por el Gobierno, que tienen un problema adicional: la fórmula de distribución usada por la Federación para repartir los recursos, lo que ha hecho que de los $60.000 que se venían ofreciendo, sólo se trasladen cerca de $20.000 al productor, y en otros caso que ni siquiera se reciba un peso por parte del productor, de allí que el descontento se mantenga a pesar del supuesto aumento en las ayudas gubernamentales.

En otras palabras hay paro para rato.

El siguiente es el comunicado

¡El paro cívico nacional cafetero continua!

2 de marzo del 2013

Una completa farsa es el anuncio del Gobierno Nacional y la Federación Nacional de Cafeteros sobre el levantamiento del paro nacional.

El gobierno rompió unilateralmente los diálogos con los voceros del movimiento dejándolos plantados en la segunda reunión de la jornada del día 1 de marzo, convocó entonces a una reunión con la Federación Nacional de Cafeteros quienes han estado en su mayoría en oposición al paro, estigmatizando a los cafeteros que participa de él.

Por eso expresamos:

1) El anuncio hecho hoy emana del mismo gobierno y de la Federación Nacional de Cafeteros, nada tiene que ver con las personas en paro.

2) Las medidas anunciadas no responden al paquete integral expuesto en el pliego de peticiones.

3) No aceptamos la diferenciación entre cafeteros, todos unidos han estado en la pelea por salvar la caficultura.

4) La medida anunciada es insuficiente ante la magnitud del problema.

5) ¡ El paro cívico nacional cafetero Continua ¡
Lamentable, terrible, no hay adjetivo para calificar tan profunda ofensa que hace la Federación Nacional de Cafeteros y el Gobierno Nacional a los campesinos de este país, los exhortamos a retractarse Inmediatamente de las afirmaciones hechas por los medios de Comunicación, y asumir una política honesta que solucione los problemas de los caficultores.

Colombia no te dejes engañar

Movimiento por la defensa y la dignidad de los cafeteros Colombianos.

Cafeteros mantienen paro

teleSUR/ lp/KMM

El gremio cafetero de Colombia, que desde este lunes se declaró en huelga general en reclamo de precios más justos y mejoras en su calidad de vida; continúa este sábado su paralización pese a que el Gobierno anunció un aumento de subsidios para el sector.

Luis Gonzaga, miembro del movimiento por la Dignidad Cafetera dijo a teleSUR que en el gremio cafetalero “las familias cafeteras de Colombia están empobrecidas, y el Gobierno de Colombia no ha dado una respuesta efectiva, seria y contundente a esta situación”.

El vocero dijo que el gremio de productores de café “ya está viviendo en condiciones infrahumanas” y agregó que “necesitamos un precio de sustentación que no esté ligado a la tasa de cambio”.

“Continuamos en nuestra protestas social con todo el rigor y así me los han comunicado todos los campesinos apostados hoy en Colombia”, declaró.

Gonzaga también dijo que en la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (reunida este sábado con el Gobierno) “hay personas atornilladas allí por décadas pero que no nos representan”, por lo que recharazaron el supuesto acuerdo con las autoridades.

Una opinión similar manifestó el productor de café, Jesús Chávez, quien dijo que el acuerdo entre la Federación y el Gobierno “ha sido una definición bastante irrespetuosa con el movimiento del campesinado, y mas con los caficultores”.

“Esa conversación del Gobierno con la confederación no es la voz del campesinado ni de los caficultores (…) Hago un llamado al Gobierno a que no juegue con la dignidad de los pueblos”, dijo Chávez.

Este sábado, la Comisión Nacional de Cafeteros de Colombia y el presidente de ese país, Juan Manuel Santos, se reunieron para buscar una salida al paro nacional iniciado por el sector cafetero el pasado lunes en varios municipios del país y que se ha recrudecido con el paso de los días.

Apenas inició el encuentro, los huelguistas se quejaron porque se realizó sin la presencia de los delegados de los organizadores del paro nacional; también dijeron que la institucionalidad de la Federación, (su Gerente General y el Comité Nacional) no los representan ni a ellos, ni a los intereses de los miles de cultivadores que se agolpan en las carreteras.

En su intento de levantar el paro, el Gobierno de Colombia anunció una nueva ayuda de 180 mil millones de pesos (más de 99 millones de dólares) para los caficultores. No obstante, el gremio pensó que no era suficiente.

Los cafeteros que se encuentran de paro desde el lunes exigen medidas rápidas y que beneficien a los trabajadores, pues consideran que desde el Gobierno deben desarrollarse políticas económicas al servicio de los pueblos y no a los intereses de las empresas multinacionales.

La lista de demandas también incluye el refinanciamiento de la deuda cafetera, con un período de gracia de cuatro años, además de un subsidio para los costos de los insumos agrícolas.

Durante los seis días de paro, los manifestantes han denunciado arremetidas policiales en su contra.

En la jornada de protestas de este miércoles, funcionarios de la fuerza pública arremetieron contra la protesta pacífica de los cafetaleros y dejaron 10 heridos, uno en estado de gravedad.