19 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno de irresponsables

1 de marzo de 2013

gilberto montalvoCuando se dan a conocer iniciativas en donde las inversiones en metálico son multimillonarias  comienzan a revoletear en manada las aves carroñeras tras la presa y el botín.

No ha existido ningún proyecto donde no esté  la voracidad, especialmente de los banqueros que son los mismos de  los fondos de inversión, los fondos de pensiones, los hidrocarburos, la megaminería, los medios de comunicación, los ingenios, las bebidas, en fin están en todo y con todo y jamás se sacian para llenar hasta el hastío sus faltriqueras.

-Y critican, por supuesto, a las Farc esa otra podredumbre de tenebrosos vividores a quienes no les cabe un céntimo más y que de cuando en vez se alían con los de aquí  arribita –

Hace poco, para citar un ejemplo, cuando  el gobierno decidió entregar cien mil viviendas al gratín, en un acto de irresponsabilidad populachera, de por medio estaba la muy lúcida participación del grupo Aval de don Sarmiento Angulo. ¿Y en dónde no ha estado? (¿verdad que en agro ingreso seguro también?). Ya no sabe qué hacer con los dineros acaparados a costa de los atropellos contra quienes tienen el infortunio de la tal “bancarización”. Dan físico asco.

Gobiernos  ineptos han puesto a rodar extremos  alcabaleros para tirarles  salvavidas a las quiebras de las entidades financieras mientras todos somos los paganinis de los latrocinios pero  cuando se echan a sus alforjas miles de miles de miles de millones pasan de agache y ni siquiera disimulan las atrocidades que cometen a diario con quienes tienen cualquier relación con sus voracidades.

Desde el gobierno anterior, el del capataz salgareño, les dio en un acto de irresponsabilidad extrema marchitar el Seguro Social, que mal que bien  venía atendiendo las necesidades de los pensionados colombianos. Pero era menester meterle el diente a ese dinero .

Idearon de manera mezquina a Colpensiones, una soterrada forma  de hacerse a los dineros de los pensionados para ponerlos al servicio de los mismos de siempre.

Esa molicie que se engendró en Colpensiones es tal que antes de entrar en funcionamiento y sin haber reconocido la primera pensión a colombiano alguno ya se habían gastado más de 600 mil millones de pesos en trapisondas y trámites de inducción.

Hoy en medio de la debacle de este esperpento después de cinco meses están desesperados porque los colombianos han echado mano de los rudimentos legales para que se les agilicen sus gestiones y se les cumpla con los mandatos de ley.

Están angustiados los ineptos porque les quedó grande la maniobra para enriquecer o enriquecerse.

El otro irresponsable del jefe de los liberales Rafael Pardo, a quien confiaron en un acto de oportunismo politiquero la cartera de trabajo, ha pedido junto con Pedro Nel Ospina, el oráculo de las pensiones oficiales, es decir el inepto de Colpensiones, en clamor de inoperantes a la Corte Constitucional, que les ordenen un receso a las tutelas y los desacatos por un año para poder cumplir con sus obligaciones.

Los imbéciles ni planearon ni previeron lo que se les venía encima con el embeleco y solo ahora piden en el estertor de la ineficiencia un salvavidas que iría en contra de quienes esperan una pensión.

Son unos mequetrefes que caen en cuenta de sus atropellos, como siempre tarde. Pero aquí no pasa nada. Ahí si no está ese brabucón que llaman Procurador y que es  otro enigmático personaje de curtida estirpe politiquera aupado por esas mismas cáfilas de facinerosos que tumbaron al papa.

No pueden ser más irresponsables y cretinos esta clase de individuos a quienes se les ha confiado el poder de poder joder a los más jodidos porque de alguna manera y para ser concretos les quedó grande la idea de ir por el camino de la privatización de las pensiones.

-No hay que olvidar que ahora anda el tontarrón de Pardo dizque sensibilizando una reforma pensional-

Pero lo más triste es que a quien nombraron como irresponsable de Colpensiones, Pedro Nel Ospina Santamaría, es nada más y nada menos a quien la fiscalía le acaba de imputar cargos por malos manejos en su gestión como presidente de una inversora del grupo Aval.

Como se puede observar pusieron en este caso el ratón a cuidar el queso. Le dieron el puesto de quien maneja más de 15 billones de pesos de  la plata de los aportantes colombianos a pensiones a un sujeto de la ubre del mismo Don Sarmiento Ángulo, para que estas dineros corran como ríos por sus entidades financieras no importe que esté subjúdice y que ahora en compañía del otro inepto de Rafael Pardo quieran despojar en tiempo por más de un año a quienes tienen derechos adquiridos para sus pensiones.

(He buscado en el Tiempo por toda parte y con lupa la noticia de las imputaciones a Pedro Nel Ospina por el caso Grupo Aval y no las he encontrado. ¿Qué pasaría?)                                                                      
Es claro que este es un país manejado por irresponsables o mejor por algunos que se hacen los pendejos para enriquecer o enriquecerse.

Y esto es muy poco. Cuando los maldadosos directivos de Colpensiones hablaban de que harían reconocimientos de pensiones  en un máximo en 4 meses, pura paja, en el Juzgado Primero Oral de Armenia reposa hace 5 meses una Tutela de un ciudadano que no ha podido hacer que  la cumplan  porque ese otro cáncer que carcome a este país es el de la justicia tan inepta y trasgresora como los dueños del  olimpo financiero y político.

Somos aguantadores sin límites. Por fin se hicieron sentir los cafeteros, ya vendrán los arroceros, cacaoteros, lecheros, viejos en procura de su pensión, en fin todos porque por ahí le escuché  decir a alguien que “no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista.”

Con qué cara pedirán reelecciones de presidente o parlamentarios -así les dicen por hablantinosos de mierda- si no son más que una partida de irresponsables.

Pero don Aval tan tranquilo como Jhony Walker, claro está.