20 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Al fondo en Assbasalud

21 de marzo de 2013
21 de marzo de 2013

En los últimos meses han crecido las denuncias de los usuarios contra Assbasalud, al tiempo que hay quejas del personal médico y asistencial que se siente amedrentado por personas que llegan en busca de atención para ellos o para sus seres queridos y amenazan y agreden. Obviamente, esta entidad tiene que sufrir los rigores de un sistema nacional que busca afanosamente salir de sus problemas con una ley que presentó el martes el propio presidente Santos ante los congresistas, con lo que quiso mostrar la importancia que le da a este tema el Gobierno Nacional.

Pero los problemas de Assbasalud no son nuevos, en varias oportunidades ha estado a punto de cerrar servicios por no tener insumos o recursos, se ha colgado en pagos a proveedores y a funcionarios y, como si fuera poco, la Contraloría dio cuenta de 24 hallazgos administrativos con alcances fiscal, disciplinario y penal, evidenciados en la pérdida del dinero que terminó con el suicidio del tesorero y con otras investigaciones de las que se requieren resultados. No en vano en las encuestas de Manizales Cómo Vamos la atención en salud es el principal problema que se menciona en esta ciudad.

Este asunto no fue el primero en el que se pierde plata en la entidad y se suma a otros organismos descentralizados del Municipio que han mostrado la vulnerabilidad de sus sistemas de tesorería y de control interno. Además de extremar los controles y verificar que funcionen, se debe atender la solicitud de varios concejales de levantar la reserva a los informes presentados por la auditoría externa de Nexia para que se entienda lo allí sucedido y para que no se vuelva a repetir. Una entidad pública tiene que ser transparente y además parecerlo: permitir que los manizaleños conozcan toda la información es cumplir con el principio de transparencia al que está obligada la administración pública moderna.

Dejar las conclusiones solo en lo que pasó con los 612 millones de pesos o en la no compatibilidad de cerca de 900 millones, según la Contraloría, no es suficiente. Si allí se pierde esa plata sin que se den cuenta, cuando las necesidades abundan, algo está mal. Además, mejorar el servicio debe ser una prioridad, es su misión. Es paradójico que no haya un estándar en la atención de una entidad con tanta tradición como esta y que muchos usuarios tengan identificado que un puesto de salud ofrece mejor atención que otro. Esto es un asunto de administración, no puede ser que cada centro se maneje con criterios diferentes.

A esto se suman críticas que hacen empleados, que no se atreven a sostenerlo en público, sobre la falta de insumos, de cómo de su bolsillo tienen que comprar medicamentos en ocasiones. Assbasalud tiene que cambiar para bien de los usuarios y para ello requiere decisiones de fondo y no quedarse en paños de agua tibia. Su gerente lleva casi dos décadas metido en los intríngulis de las decisiones de toda la salud en Manizales, por lo que más que respaldos políticos de bancada, lo que debe hacer es dar explicaciones convincentes sobre lo que sucede en la entidad, y presentar planes de acción para mejorar lo actual.

La Patria/Editorial