16 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

29 empresas por día se ‘mueren en el papel’

7 de marzo de 2013
7 de marzo de 2013

También influyen el hecho de que se crean firmas con un objetivo de negocio específico y luego se liquidan, y las fusiones siguen a la orden del día.

Durante el 2012, la cancelación de matrículas cayó 26 por ciento con respecto al 2011 y solo se extinguieron jurídicamente 82.338 personas entre jurídicas y naturales, es decir, 21.000 menos.

Sin embargo, en las cámaras de comercio se dice que la cifra sigue siendo alta, y se debe a diferentes factores que hacen que una nueva empresa no se consolide en el mercado.

Por ello, se requerirían análisis más precisos, pues las motivaciones que suelen presentar las empresas para solicitar la aprobación de liquidación a organismos como la Supersociedades suelen ser, entre otras, aumento de pasivos, competencia asiática y el contrabando, que no en pocos casos son factores impulsados por malas estrategias o administraciones.

Sin embargo, la principal razón por la que se presenta la alta desaceleración en la cancelación de empresas en las cámaras es por la ley de formalización que determinaba la cancelación de las empresas cuya última renovación se efectuó 10 años antes de la vigencia de la norma y que después de un plazo de 12 meses no hubieran actualizado, lo cual disparó la cifra en 2011 a 103.346 y un incremento de 18,9 por ciento frente al 2010.

Durante 2012, el mayor porcentaje de personas que cancelaron matrícula fueron personas naturales, con 87 por ciento (71.938) y el 13 por ciento personas jurídicas (10.400 compañías, 29 diarias y 983 menos respecto a 2011).

De las personas jurídicas canceladas en 2012, el 42,79 por ciento correspondió a Sociedades Anónimas Simplificadas (SAS), seguidas de las limitadas, con 32,91 por ciento. Es decir, hubo una correspondencia en proporciones entre las sociedades creadas y las canceladas, pero fue mayor el número de SAS que se murieron.

Debidos a cambios en el código de identificación, el análisis por sectores se dificulta, ya que no se ha homologado el 90 por ciento de las empresas al nuevo CIIU. Sin embargo, se observa que el 8,9 por ciento de las firmas canceladas realizaban sus actividades en áreas de comercio y servicios.

También se observa que la región donde se dio el mayor número de empresas fue la centro, con 24.653, pero fue al mismo tiempo la que reportó una mayor disminución del número de firmas canceladas con respecto al 2011, con 54 por ciento.