12 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno descarta precio fijo para carga de café por ‘imposible fiscal’

28 de febrero de 2013
28 de febrero de 2013

Ayuda hay mucha para los cafeteros, reiteró el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, anticipando que si el subsidio de 60.000 pesos por carga se mantiene hasta diciembre puede costar alrededor de 400.000 millones de pesos. Calificó esa ayuda como un “apoyo grande que da el gobierno, sumado al que da por otros conductos”, como las contribuciones que llegan al caficultor a través de la Federación Nacional de Cafeteros y otras entidades estatales.

Indicó que el Gobierno si “se ha metido la mano al bolsillo” para ayudar a los cafeteros, pero les advirtió a los promotores del paro que establecer un precio de sustentación (garantía de precio fijo) es un “imposible fiscal”.

El funcionario fue claro en afirmar que ese precio de sustentación “valdría tanto que no están los recursos para garantizar, para darle un precio de sustentación a la caficultura, estaríamos hablando ya de billones de pesos, y simplemente eso (recursos) no está disponible”.

En declaraciones a RCN radio, el ministro de Hacienda recordó que cuando el presidente Santos anunció ayudas para los cafetero fue enfático en decir que todo se va calibrando en función de las necesidades del mercado. “en las condiciones actuales de precios internacionales, tasa de cambio (dólar) y de producción, las tres variables claves para la caficultura, pues el subsidio que podemos dar es de 60.000 pesos. Nosotros vamos evaluando las condiciones y si el mercado llegara a tener un deterioro enorme hacia adelante, pues tenemos, en su momento que evaluar las circunstancias”, dijo el jefe de la cartera de las finanzas públicas.

Mientras el Gobierno se mantiene en su posición de no elevar las ayudas ofrecidas ni proponer nuevas alternativas fiscales, los cafeteros pequeños y medianos, siguen protestando en las zonas cafeteras imponiendo taponamiento en algunas vías, al punto que voceros del Gobierno han dicho que las marchas están infiltradas por integrantes de la banda de las Farc.

Cárdenas reiteró que establecer más ayudas “es muy difícil” y añadió que “los contribuyentes colombianos están haciendo un enorme esfuerzo para ayudar a los caficultores, más que a cualquier otro sector de la economía”.

Para el ministro es claro que no existe otro país que ofrezca apoyo a los caficultores en dinero, es decir que les pague un sobreprecio por el café. Remarcó que “Colombia es el único país que está haciendo eso” y reiteró que no hay otro sector de la economía que reciba tanta ayuda.

Frente a otro reclamo de los caficultores de poner freno a las importaciones de café, el funcionario explicó que el café de consumo nacional es de menor calidad del que se produce en el territorio nacional. “Colombia importa café de menor calidad para apoyar su consumo interno o para apoyar, digamos, exportaciones de café soluble, que no requieren tanta calidad, para poder exportar el mejor. Si se va a prohibir la importación es una medida que va a perjudicar a los propios caficultores”, dijo.

Tras cumplirse varios días del paro cafetero, el ministro de Justicia, Fernando Carrillo, les dijo a los dirigentes cafeteros que si dejan las protestas, el Gobierno de inmediato se sentará a dialogar. Y el presidente del Congreso, Roy Barreras, pidió que a los cafeteros no se les debe echar gases lacrimógenos, sino ofrecerles oxígeno financiero.