15 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Pasó en segundo debate en el Concejo proyecto de beneficios tributarios

20 de octubre de 2012
20 de octubre de 2012

Hernán  Alberto Bedoya Cadavid, Concejal del Partido de la U, fue el ponente de esta iniciativa que, como resultado de su primer debate, estuvo sujeta a pocas sugerencias y modificaciones. “Este es un proyecto netamente social,  tuvo suficiente ilustración en la ponencia donde se indica su espíritu y sus objetivos. El Proyecto pretende darle continuidad al acuerdo 521 de 2001, pero hoy el Municipio exige algunas condiciones para otorgar esta exoneración del impuesto, condiciones que están enmarcadas a favor de la educación”.

El Concejal del Partido de la U, José Octavio Cardona León, resaltó «el ejercicio responsable y juicioso» hecho por su colega en la ponencia, y el soporte jurídico y técnico que conserva. Sin embargo, presentó algunas inquietudes sobre el articulado del Proyecto, especialmente sobre la relación entre el valor exonerado y el valor de la reinversión, pidiendo claridad sobre las cifras y porcentajes que de  él se desprenden en cada una de las entidades que tendrían estos beneficios tributarios, particularmente de los colegios privados, “la brecha tan inmensa que existe entre los estudiantes urbanos y los estudiantes rurales no se cierra con uniformes y actividades lúdicas, se cierra con tecnología, con mejores profesores, con proyectos que permitan mejorar sus niveles académicos, ese debe ser el verdadero aporte de los colegios privados”. Argumentó el Concejal.

El Concejal Víctor Hugo Cortés Carrillo, del Partido Liberal,  indicó que para él existen dos temas que necesitan claridad: la historia de las instituciones que se favorecían con este Proyecto y la incidencia en las fianzas del municipio, por lo que señaló: “Las entidades que se cobijarían con esta iniciativa, vienen de una exoneración de diez años, la cual terminó en el año 2011, o sea que en el 2012 ellos sí deben pagar el impuesto y eso ha generado un caos, porque dentro de la responsabilidad social que tienen, ellos deben cumplir con esas actividades y además deben pagar el impuesto. Eso debe revisarse. Lo segundo, es que cada que llega un Proyecto de Acuerdo de exoneración de impuestos preocupa si se afectan la finanzas del Municipio. Encuentro que por el recaudo de este impuesto se recibirían 300 millones, así que se debe aclarar cuánto se exonera y cuánto se ingresa”.

Ignacio Alberto Gómez Alzate, Concejal del Partido Conservador expresó: “Este Proyecto de Acuerdo tiene una enorme relevancia por su carácter social, más cuando hablamos de contraprestaciones para la comunidad educativa. Es muy interesante que la Administración tenga en cuenta proyectos que pretenden fortalecer la población vulnerable de la ciudad; por su esencia, esta iniciativa debe ser apoyada desde esta Corporación.”

El Presidente del Concejo, Juan Sebastián Gómez Gonzales, precisó que tanto él como sus colegas coinciden en el objetivo social de la propuesta, pero que el punto a valorar es la eficacia de las instituciones exentas a través del Proyecto, pues lo relevante  es que los porcentajes invertidos tengan un impacto real, que estos recursos lleguen a los ciudadanos, en este caso a los estudiantes que más lo necesitan y el Concejo entiende que  esa es la voluntad del Alcalde y las Secretarías.