18 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La Procuraduría General de la Nación destituyó e inhabilitó por 10 años al senador Eduardo Merlano

16 de octubre de 2012
16 de octubre de 2012

En la audiencia de lectura, que comenzó pasadas las diez de la mañana y se prolongó toda la tarde, la Procuraduría hizo un repaso al proceso y en la fase de consideró argumentó que no evidenció que el senador Merlano haya recibido mal trato por parte de integrantes de la Policía.

El Ministerio Público recordó que su posible falta fue calificada como «gravísima».

La Procuraduría había formulado pliego de cargos en contra del senador por posible tráfico de influencias. Y añadió: «el senador Merlano decidió voluntariamente realizar acción constitutiva de falta disciplinaria».

En su presentación, el procurador disciplinario Juan Carlos Novoa afirmó que tanto el senador, como su abogado defensor a lo largo del proceso han tratado de «hacer creer» que hubo maltrato e irrespeto por parte de los policías que le solicitaron la prueba de alcoholemia al hoy procesado, a la cual este se negó.

Para el Ministerio Público, los videos recolectados en los que quedaron capturados los episodios de la noche del 13 mayo de 2011, en la que se llevaron a cabo los hechos, queda demostrado que los uniformados no maltrataron al senador. «Contrario a lo que el disciplinado y su defensa han tratado de demostrar, la Sala le da credibilidad a lo expuesto por los uniformados», manifestó el procurador delegado.

El senador del partido de la U solicitó que la Procuraduría General tenga en cuenta que aceptó su falta antes de que se emitiera un concepto en su contra.

«Reconozco mi imprudencia e intolerancia frente a las disposiciones de los integrantes de la policía, solicitó que se tenga en cuenta que jamás busque entorpecer la labor de los uniformados», manifestó Merlano.

Por este caso el entonces comandante de Policía de Barranquilla, general Óscar Pérez, solicitó su retiro al reconocer públicamente que había cometido un error al sancionar a los tres patrulleros.

En el retén, Merlano discutió con los agentes, se negó a hacerse la prueba argumentando que no estaba bajo los efectos del alcohol y manifestó que él había sacado 50 mil votos en los comicios y que esa era razón suficiente para no aceptar el requerimiento. El Colombiano.