8 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El empleo en Pereira

5 de agosto de 2012

israel londonoEn un análisis que la Alcaldía de Pereira hizo con la Secretaría de Planeación, en el año 2011, a través del equipo de trabajo encabezado por el economista Jairo Ordilio Torres, se logró determinar que en las últimas 180 mediciones que periódicamente realiza el DANE, Pereira siempre aparecía en los primeros lugares en estos indicadores, compartiendo ese poco atractivo liderazgo con ciudades como Ibagué, que ocupó durante muchos años el deshonroso primer lugar, Quibdó, Popayán, Manizales y Armenia.

Estos estudios nos han demostrado dos cosas. La primera, es que hay una alta demanda de empleo en Pereira y la segunda, que el empleo que se genera en la ciudad es de mejores condiciones que otras ciudades como el caso de Barranquilla, Santa Marta y Bucaramanga, que figuran con tasas de desempleo muy inferiores a la nuestra.

Y mucho se ha cuestionado el análisis técnico que hace el DANE para configurar el ranking de las ciudades con mayor cantidad de desocupados. Por ejemplo, en Barranquilla, Santa Marta o Cartagena, por el hecho de que una persona salga a pescar en la mañana de manera artesanal para obtener el producto del mar para su subsistencia, no se le considera como desempleada, sino como subempleados, es decir que obtiene la posibilidad de generar unos ingresos para su hogar, así no sea a través de un empleo formal. En Pereira sucede una cosa totalmente contraria.

Todos los que permanecen en los alrededores de la plaza de Bolívar y de los parques La Libertad y Lago Uribe, son personas o que están totalmente desempleadas y buscando una posibilidad, o como ocurre últimamente que se trata de grupo de número alto de adultos mayores que son pensionados o sin posibilidades laborales.

Siempre se ha tenido en cuenta que el empleo que genera en Pereira es mejor y los últimos datos del DANE también indican que el empleo informal se ha reducido.

En los últimos tiempos, en el 2009 la ciudad alcanzó una tasa de desempleo cercana al 24%, nos tocó muy duro implementar medidas para reversar esa situación, como el Plan de Choque para la Generación de Empleo, el fortalecimiento de las inversiones públicas, la alianza con la academia para impulsar el emprendimiento y el empresarismo y la creación de una entidad que con el tiempo ha dado sus frutos como es la Agencia de Promoción de la Inversión Invest in Pereira, manejada en su momento por Santiago Ángel, hoy gerente regional de la ANDI para el Eje Cafetero.

Lo importante de esa agencia y de la cooperación que generó la alianza entre el sector público y la empresa privada, es que ha logrado crear un buen número de empleos a través de la vinculación de las empresas de call center como Telemark, American Assist y Atento, la vinculación de INDRA una firma desarrolladora de software y el impulso que se le dio a la Zona Franca Internacional de Caimalito.

La  administración municipal de entonces siempre creyó en esta idea liderada por unos empresarios pereiranos interesados en sacar adelantar un proyecto de largo plazo que hoy cuenta con el aval del gobierno departamental y del  Presidente Juan Manuel Santos, quien considera que a través de esta Zona Franca se pueden generar en el futuro, hacia el año 2013, unos 3.000 empleos que impactarán muy positivamente en este corregimiento situado a orillas del Cauca, frente a La Virginia.

Todo esto nos demuestra que el problema del desempleo en esta zona del país es estructural, como lo es hoy a nivel de la economía mundial.

Basta ver la situación que afronta por ejemplo España, en donde más del 20% de su población carece de trabajo, así como otros países que otrora tuvieron la posibilidad de demandar mano de obra y que hoy están enfrentados a una grave crisis.

A corto plazo es difícil pensar en una salida al desempleo en Pereira. No se puede seguir pensando que el empleo lo debe generar el sector público, esa es labor de la empresa privada a través de mecanismos facilitadores proporcionados por el Estado.

Si queremos tener una tasa de desocupación inferior al 10%, como lo pretende el  gobierno nacional, hay que impulsar el emprendimiento, apoyar los bancos de segundo piso que presten capital de trabajo a las asociaciones y empresas y tener una línea directa entre el gobierno nacional y las agencias de promoción de inversiones y las Alcaldías locales para que en el tema tributario haya posibilidades de exenciones y para que el apoyo a la formación a través de entidades como el Sena sea permanente.

No está muy lejano, en consecuencia, el estudio de una reforma laboral que abarque estos tópicos y que permita ser más creativos y audaces en esta materia.