2 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Caos administrativo y financiero en el Ecoparque Los Yarumos

9 de agosto de 2012
9 de agosto de 2012

Esa entidad de control practicó una auditoría gubernamental con enfoque integral, modalidad especial a la Corporación Ecoparque de Selva Húmeda Tropical Los Yarumos (en liquidación), para evaluar la gestión fiscal en los últimos dos años.

La Corporación los Yarumos fue creada el 6 de diciembre de 2002, con la participación del municipio de Manizales, Instituto de Financiamiento Promoción y desarrollo (Infimanizales), la Fundación Luker, el Comité Departamental de Cafeteros de Caldas y Comité Intergremial.

La Contraloría encontró deficiencias e inconsistencias en la gestión fiscal que van desde su creación hasta la situación actual en materia del manejo, administración, operación y control.

Según se estableció, en la administración de los recursos públicos puestos a su disposición, no fueron manejados en forma eficiente, eficaz, económica, ni transparente en el cumplimiento de los propósitos propuestos y por el contrario muchos de los recursos fueron irregularmente administrados, conservados y controlados, lo que generó su pérdida, desvió y aprovechamiento de terceros.

En desarrollo de la auditoría, se registraron trece hallazgos administrativos de los cuales seis tienen una presunta incidencia disciplinaria y tributaria, y siete un presunto alcance fiscal.
Lo encontrado
**Se advierte un riesgo fiscal por $3.287.913.000 debido a que el primer lote de terreno entregado por el municipio de Manizales al momento de constituir la Corporación los Yarumos, se encuentra ocupado por terceros y registra una inactividad procesal desde el 15 de mayo de 2008.

**No hay registros de desembolsos por $143.656.000 provenientes de la Alcaldía y que fueron consignados el 3 de febrero de 2011; ni del convenio interadministrativo del 11 de junio de 2011 por $167.400.000, de los cuales se desconoce su inversión, y que en conjunto se constituye en un presunto detrimento patrimonial por $311.056.000.

**Se registran cuentas por pagar por servicios públicos por $33 millones, impuestos por $27 millones, que adicional a otros conceptos superan los $123.098.000, lo que constituye hallazgo fiscal, toda vez que los convenios interadministrativos firmados por la Administración municipal debían destinarse al pago de los mismos.

**Diferencias (faltantes) en los inventarios del Ecoparque los Yarumos entre los registros de 2009 y los de 2012 por $153.475.183, que se estructura como hallazgo con alcance fiscal y presunto alcance disciplinario, por deficiencias en el sistema de control interno para el manejo, registro y debida administración de los inventarios, la falta de designación de responsables y el incumplimiento de algunos exgerentes de rendir informes al culminar la gestión, en los que se debía relacionar los activos de la entidad.

**Se encontraron documentos equivalentes aparentemente a facturas, sin consecutivo y autorización de la Dian, en los que se autorizan préstamos a la directora ejecutiva de la Corporación, suscritos y autorizados por ella misma, adicional a un recibo de caja en la que supuestamente realiza un préstamo a la Corporación.

**No hay contrato, ni estudios previos, ni confrontación de cotizaciones, que permitieran establecer el valor de la contratación de obras para la construcción de una burbuja artesanal por $26.419.700, para la venta de souvenirs y artículos alusivos al Ecoparque.

**No existe evidencia o documento alguno de carácter contractual, bien sea a título de donación y/o comodato en el que se registre la entrega de bienes muebles por la administración Municipal al Ecoparque Los Yarumos y/o los derivados del convenio suscrito en el año 2001 entre el Programa de la Naciones Unidas (PNUD e Infimanizales) que aportó $455.000.000, con la Fundación Luker como organismo ejecutor.

**No hay evidencias del cumplimiento del convenio del 14 de septiembre de 2001 suscrito entre el Municipio de Manizales, Infimanizales, Invama, Aguas de Manizales y la Fundación Luker, que establecía que una vez concluida la construcción del Ecoparque, las obras de infraestructura pasaban a ser propiedad del Municipio, que deberá administrarlo a través de una entidad privada idónea que garantizara la sostenibilidad, previa selección, según las normas de contratación pertinentes.

**Hay pérdidas recurrentes en la operación del Ecoparque desde el año 2008 por $149.997.000, en el 2009 por $46.889.000, y en el 2010 por $82.809.000. En el año 2011 la Asamblea no aprobó los estados contables, por lo cual no se cuenta con la información pertinente y en el 2012 se anuncian acreencias por $123.000.000, que reflejan deficiencias en la administración y operación del Ecoparque, que limitan el cumplimiento de los objetivos de desarrollar, administrar, operar, adecuar y mantener el Ecoparque.

**Irregularidades en el sistema de contabilidad reflejadas en errores, inexactitud e incumplimientos de normas contables, en los registros, reportes y en general en la calidad de la información contable producida, no obstante la contratación de profesionales en esta materia,

**Los resultados no guardan coherencia con los propósitos y responsabilidades asumidas. Adicional a la pérdida de bienes muebles se estableció que no existe un plan de mantenimiento que permita garantizar la efectiva conservación y adecuada administración.

**La Contraloría llamó la atención para que valoren alternativas que eviten riesgos, mitigarlos o minimizarlos, dado el alto nivel de exposición en que se encuentra frente a las actuaciones de la Corporación, por aparentes incumplimientos de los contratos laborales.