11 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se cayó otra vez imputación de cargos contra Camilo Bula por escándalo de la DNE

12 de julio de 2012
12 de julio de 2012

Según la decisión judicial, la Fiscalía no fue clara al momento de la imputación de los cargos de delitos de peculado por apropiación, obtención de documento público y prevaricato por acción. Para la juez La formulación de cargos estuvo mal sustentada, precisó.

Y es que para la administradora de justicia no se pudo establecer con claridad el monto que presuntamente se apropió Bula Galiano, indicando que durante la diligencia se manejaron dos valores “y no se sabe dónde, cuándo y por qué”.
Según el abogado Jesús Alberto Yepes, «por tercera vez un juez de la República refuta la posición de la Fiscalía y le dice que no tiene argumentos para imputar cargos. Ya llevamos un año y medio en este caso».

«Nuevamente un juez le ha dicho a la Fiscalía que está abusando de su función. Yo le pido al fiscal General que tome cartas en esto, ya se convirtió en un desprestigio para la justicia», aclaró Yepes.

El jurista manifestó que la Fiscalía ha indicado que el detrimento fue superior a los 24 mil millones de pesos, «pero utilizando normas jurídcas que no existen para este caso».  

«Esta es de las pocas veces que una juez le dice a la Fiscalía que no corre traslado de la imputación. Este puede ser el primero o segundo caso en el que se dice que no tiene fundamentos», manifestó.

De acuerdo con el fiscal a cargo del caso, Bula Galiano incurrió en posibles irregularidades durante su gestión como agente depositario que alcanzaron un detrimento patrimonial a la Nación cercano a los 20 mil millones de pesos.

Según lo expuesto durante la diligencia de imputación, se registraron ventas de inmuebles como: Villa Country, el Centro Ejecutivo II, la casa Bello Horizonte, y un terreno en el barrio El Prado de Barranquilla, por valores inferiores al avalúo catastral.

El ente acusador buscará demostrar la forma como Bula Galiano pudo apropiarse, supuestamente, de parte de los dineros producto de la venta de esos inmuebles.