13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Politinotas

12 de julio de 2012
12 de julio de 2012

Se comenta que al mandatario le faltó mejor asesoría, pues, con perdón de sus abogados, a lo único que se dedicaron fue a alegar asuntos subsidiarios; solicitar pruebas inconducentes e impertinentes; a insistir en desvirtuar hechos incontrovertibles; proponer excepciones en otras etapas procesales, y a maltratar a los magistrados, que de seguro, a no dudarlo, influyó en que decidieran adversamente.

TÉRMINOS INCONVENIENTES

Los abogados de Guido Echeverri se limitaron en sus alegatos a criticar a los magistrados al atribuirles “un ilegal procedimiento…”, que los ponentes “optaron por tramitar los procesos a su capricho, usurpándose competencias…”, problemas que evidencian “fraude procesal..”, que según sus dichos “fue cohonestado por el Tribunal, ya que no se accedió al recurso de reposición interpuesto, lo que además se traduce en violación al debido proceso”. Esos términos, en comillas, tomados de la sentencia, expresiones de por sí, inconvenientes, agravaron la situación, pues la defensa no se centró en el meollo del asunto.

SEMÁNTICA JURÍDICA

En cualquier aspecto y más en el legal, hay que aplicar el sentido común que es el menos común de los sentidos, y también la lógica y la semántica, y desde luego, la jurídica. Al consultar, la semántica lógica desarrolla una serie de problemas lógicos de significación, estudia la relación entre el signo lingüístico y la realidad. Las condiciones necesarias para que un signo pueda aplicarse a un objeto, y las reglas que aseguran una significación exacta. Politicón considera que sobre la referida inhabilidad se debió analizar la cuestión semántica, además porque el fallo del Tribunal sólo toca el término “respectivo Departamento” en tres renglones, como más adelante lo desglosaré.

LOS EFECTOS TERRRITORIALES

Textualmente dice el numeral tres del corolario de la sala de decisión del Contencioso: “Se demostró que el cargo se ejerció en el respectivo Departamento, pues el cargo de Secretaría de Hacienda del municipio de Manizales, corresponde a un cargo de la comprensión territorial del Departamento de Caldas”. Así solamente se refirieron al asunto en cuestión, es decir, al ejercicio en ese cargo de la esposa del Gobernador, Ana María Jaramillo Hurtado, cuyas funciones, hay que insistir, tuvieron alcance y efecto municipal y no departamental, así Manizales haga parte de Caldas. Es que no puede irse de menos a más. ¿Acaso como autoridad administrativa, un Secretario municipal y sus actos tienen efectos sobre los demás municipios o sobre todo el departamento?.Excúseme mi terquedad, pero ante todo, la exactitud gramatical.

LA AMIGUITA FIRMONA

Dicen que una de los dos accionantes de la nulidad de la elección del Gobernador de Caldas, es abogada especializada en seguridad social, y fue contratista de la seccional de Pensiones del Seguro Social en Caldas. Ella fue la que firmó una de las demandas, elaboradas por otro, que al final se acumularon. También nos enteramos de que es la “amigobia” de un secretario de despacho de la Alcaldía de Manizales, antes liberal y ahora conservador sierrista, y fue quien le dijo a su nueva y mejor “amiguis” que firmara la demanda. A la dama en cuestión, parece que le pasó lo de Simón Gaviria con la reforma de la justicia, no leyó lo que aprobó y firmó.

JURISTA, NO POLÍTICO

Aun hay preocupación por la decisión que podría tomar el rector de la Universidad de Caldas, Ricardo Gómez Giraldo, en torno al nombramiento del decano de la facultad de ciencias jurídicas y sociales, no obstante que en la reciente consulta hecha entre todos los estamentos quedó de primero el abogado Javier Gonzaga Valencia. El temor es porque no ha dejado de comentarse que entre la terna figura un militante de la U, del mismo partido del rector. Es un contador que nada tiene que ver con las áreas jurídicas y sociales, y su nombre es Leonardo Orozco Osorio, extesorero municipal de Manizales. El Consejo de Facultad de Derecho entregó los resultados de la consulta, en cuya terna está además el docente José Jesús Ramos Giraldo.

Pildoritas de Politicón


*El martes 3
de julio estuvo en Termales del Otoño el exasesor presidencial de Alvaro Uribe, su eterno escudero José Obdulio Gaviria. A él se le vio muy juicioso conversando con varios personajes de Caldas, y con el relacionista público, el exdiplomático Luis Montoya.

*La gente especula por especular, dicen que en caso de que el Consejo de Estado confirme la nulidad de la elección del Gobernador de Caldas, podrían aspirar a ese cargo el exsenador Omar Yepes Alzate o el exalcalde de Manizales Jairo Antonio Mejía Alvarez.

*Nada más lejano de la realidad: ellos ahí sí, estarían inhabilitados, por cuanto el primero tiene a su hermano, el médico Jorge Hernán Yepes Alzate, como director de la Territorial de Salud, y el segundo a su hijo, Marcelo Mejía Giraldo como gerente de Inficaldas.

*Debido a que es innegable que recibió muchos problemas o líos de sus antecesores, al alcalde de Manizales Jorge Eduardo Rojas Giraldo, en una reunión familiar, le recordaron las advertencias que le habían hecho, antes de emprender su campaña electoral, que en lo único que se iba a meter era en una dura encrucijada. Y no se equivocaron.

*Malestar es lo que generó el nombramiento en la jefatura de prestaciones sociales de la Gobernación de una persona recomendada por otro al que le habían ofrecido ese cargo y no aceptó.

*Lo más curioso es que la nombrada fue Kety Ruíz, conservadora del sector sierrista. Ahora lo que falta es que no resulte ser prima de Pilar del Rosario Ruiz Castaño, la que firmó la demanda de nulidad electoral contra el Gobernador.

*El Concejo Municipal insiste en citar a debate, con cuestionario, a la secretaría jurídica de la Alcaldía Isabel Cárdenas Restrepo, a quien en días pasados la bancada liberal le sugirió que presentara su renuncia debido al desorden jurídico-administrativo por la que pasa ese despacho.

*Se conoció otro aspirante a la Cámara de Representantes por el Liberalismo de Caldas. Nada menos que Mario Amariles Ruíz, promotor de la candidatura al Senado de Julio César González Villa.

*Conocimos que el abogado caldense Eduardo González Montoya es el titular de la Notaría 17 del círculo de Bogotá donde se tramitó, con base en el certificado médico, el acta de defunción del controvertido “Fritanga”, el vivo que por estos días han dado a conocer en todos los medios de comunicación.