19 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La calma que sienten habitantes de Murillo ¿debería preocupar?

2 de julio de 2012
2 de julio de 2012

Murillo estaba calmado, o al menos esa era la sensación que se dejaba ver en la mañana de ayer luego de la alerta roja que registró el volcán nevado del Ruiz.

Los campesinos, que llegaron hasta la plaza central del pueblo como todos los domingos de mercado, sólo rumoraban de la emergencia como un hecho más de los tantos que han presenciado por parte de su vecino: el Ruiz.

Algunos comentaban que solo se dieron cuenta de la alerta Roja porque después del partido Tolima – Cali, en uno de los canales de televisión, lo dijeron.

Otros, por su parte, renegaron de que los organismos de socorro jamás aparecieron, pero eso, para ellos, era normal.

En diálogo con EL NUEVO DÍA, José de la Cruz señaló que eran casi las 7:00 de la noche cuando él y su familia se enteraron de la emergencia.

“Supimos que el volcán estaba en alerta roja por las noticias…estábamos viendo el partido cuando lo informaron por ahí”.

Indicó De la Cruz que en la vereda Santa Bárbara no sintieron ni el más mínimo síntoma de erupción y que tampoco llegaron las unidades de emergencia, razón por la que no evacuaron.     

Según él, acordaron en reuniones pasadas subir y evacuar a la gente si algo ocurría con el volcán nevado del Ruiz pero no fue así, “allá no fue nadie, nadie subió, eso es pura mentira de los planes…la vez pasada la Defensa Civil dijo que en caso de una erupción ellos iban, pero ya ve que no se apareció nadie por allá…nadie va a subir por nosotros, por eso no hacemos tanto escándalo”, concluyó el hombre de Murillo.

Otro de los campesinos que coincidió con José de la Cruz fue Enrique García quien vive en una de las casa cercanas al río Lagunilla y puntualizó que la situación de volcán nevado del Ruiz es normal.

Autoridades hablan

Ante este panorama, el presidente del concejo de Murillo, Marco Cortés, puntualizó que “la gente ya se acostumbró a vivir con ello y es un error que se está cometiendo porque creen que eso nunca va a pasar”.

Cortés es consciente del trabajo que se debe hacer con los campesinos “porque no se lo están tomando muy a pecho”.

Por su parte, la alcaldesa del municipio, Beatriz Valencia, admite que la gente “aunque ha sido un poco más receptiva frente a esta situación se están confiando mucho, porque de cierta forma quienes habitan las veredas cercanas y los que habitamos aquí cerca, nos acostumbramos a vivir con el volcán”.

Pese a ello, Valencia cree que se ha avanzado en este trabajo.

De otro lado, anunció que según el censo adelantado se identificaron 97 familias que iniciaron la salida de sus predios y se dirigieron a los lugares como Casa Roja, Cabañas, Balcones y Alfombrales.

“Estamos en este momentos (ayer) movilizando a bomberos y unidades de Defensa Civil hacia el nevado y el sector del Sifón verificando cómo están las familias que habitan estos lugares, puesto que con muchas de ellas no hemos podido tener contacto vía telefónica”, señaló la mandataria.

Concluyó que en la noche del sábado se registraron fuertes lluvias lo que complicó la intervención. “Esta mañana (ayer) nos informaron de la alerta Naranja, pero seguimos atentos y con las alarmas encendidas”.