23 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¡Alerta! Por alta desnutrición niños Bajo Baudó – Chocó

2 de junio de 2012

uriel ortizDice el Burgomaestre que los recursos que llegan al Municipio, son muy limitados para estar costeando el traslado de niños en estado casi que preagónico a los municipios de Quibdó e Istmina, razón por la cual, pide que se construya en la zona de emergencia un centro de recuperación permanente lo suficientemente dotado, que permita el tratamiento de estos niños bajo el cuidado de sus progenitores.
No obstante la cantidad de organizaciones y fundaciones creadas sin ánimo de lucro para atender las necesidades básicas de los niños del Chocó, a través de las cuales se reciben donaciones de varias entidades,- personas naturales y jurídicas -, el suscrito en calidad de Columnista del Espectador y otros Medios, ha recibido esta voz de alarma y quiere hacerla extensiva a todos los medios de comunicación, para que juntos iniciemos de inmediato una campaña con el fin de solucionar en el menor tiempo posible tan angustiosa situación de salud pública, que compromete lo más preciado de toda comunidad, como son los niños.
Todos los Colombianos escuchamos por respetables medios de comunicación varias cuñas, donde se motiva a los oyentes  sumarse a la noble campaña: “Por los niños del Chocó”, donde da el número de una cuenta bancaria para consignar donaciones. Valdría la pena que algún directivo nos informara cuanto se ha recaudado a la fecha y cómo han sido distribuidos estos dineros y donaciones, puesto que para el caso que nos ocupa, a dicho municipio,- que es jurisdicción del Chocó-, según lo manifiesta su propio Alcalde, no ha llegado absolutamente ayuda alguna, ni en dinero, ni en especie.
Es claro que estos dineros recaudados por la buena voluntad y filantropía de los ciudadanos y empresas, deben tener auditoría especial de los Organismos de Control, vivimos en un País donde los pillos, ladrones y estafadores,  están listos a pescar en rio revuelto y sobre todo, aprovechando la oportunidad para explotar tema tan sensible a todo el mundo, como es la salud de los niños del Chocó.     
El primer estado de alerta sobre el caso, llegó con fecha  18 de Mayo.  Inmediatamente, se contactó a través del despacho de la primera Dama de la Nación, al doctor Germán Quiroga, funcionario del  Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, quién quedó de solucionar el problema en forma inmediata, pero, lamentablemente al día de hoy 30 de Mayo todo sigue igual con tendencia a agravarse.
No entendemos cual es la desidia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, para atender este caso tan urgente, ¿Será que necesitamos acudir a los Organismos de Control, para que tema tan delicado no se quede sobre el escritorio de los insensatos funcionarios? O ¿será que es necesario que se produzcan los primeros fallecimientos de niños, como consecuencia del vergonzoso alto grado de desnutrición, para que el estado de alerta, prenda las alarmas del Gobierno Nacional, y de las Instituciones encargadas de velar por la salud de los ciudadanos?
Asumo que este no será el único caso que se presenta con los niños del Chocó y del País, de igual forma, con la salud de todos los Colombianos. Nuestro Gobierno tiene que aceptar que el sistema actual de salud, colapsó y que cientos los compatriotas están padeciendo la verdes y las maduras para conseguir una cita médica.
Mientras esto ocurre, es lamentable que los defraudadores de la salud, continúen dándose la gran vida y dilatando los procesos que contra ellos han iniciado la Fiscalía y los Organismos de Control. El Pueblo con justificada razón está que arde de frustración e indignación.    

[email protected]