22 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“Que entiendan los colombianos que el remanso de paz que nos merecemos todos es el de la vida de familia”, Minjusticia

25 de mayo de 2012
25 de mayo de 2012

Ante los más de 300 Comisarios reunidos para trabajar en torno a los lineamientos  técnicos en materia de competencias, procedimientos y acciones relacionadas con las funciones de atención a la violencia basada en género, el titular de la cartera de Justicia y del Derecho,  recordó que son los artículos 5 y 42 de la Carta magna  los que deben trazar la línea guía de la atención a los derechos de la familia y su protección integral.  

A este respecto precisó que el papel del Comisario cobra relevancia como garante de la constitución. “Difícilmente existe en la República de Colombia, entre las funciones públicas que puede estar llamado a desempeñar un colombiano, una que tenga trascendencia más grande que la que de ser Comisario o Comisaria de Familia. Cuando fracasen en el intento de poner de acuerdo a una familia, esperen un ratico y vuelvan a intentarlo, vuelvan a intentarlo hasta que finalmente consigan que a base del diálogo  la gente se ponga de acuerdo. Es indispensable que los textos constitucionales sean vividos en la vida de todos los días”, indicó el Ministro.

De igual forma, recordó que el Estado está llamado prioritariamente a atender al ciudadano como ser humano antes que a servir a instancias de entidades del poder. “La Constitución de 1991 colocó como su centro de gravedad fundamental por un lado, la idea de la persona humana y de su dignidad y por el otro, la idea y el concepto de la familia como el núcleo fundamental de la sociedad. Lo demás, viene por añadidura, lo demás, son consecuencias de este planteamiento. Su papel fundamental es el de exaltar a la persona humana y exaltar a la posición que le corresponde a la familia”.

En tono emocionado, el alto funcionario expresó: “Los casos más graves de injusticia; los que a mí más me duelen, los que más me preocupan, no son los grandes crímenes transnacionales con todo y su gravedad, no son los grandes episodios de corrupción, no son todos los asesinatos que tienen lugar con todo y la gravedad que ellos presentan; son aquellos que comienzan en el seno de la familia, aquellos que tienen lugar allí mismo. El papel que los Comisarios de familia están llamados a desempeñar, es hacer que entiendan los colombianos que el remanso de paz que nos merecemos todos es el de la vida de familia, el del hogar, no importa si es grande o es pequeño”.