27 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«Pedimos a la Corte no legalizar relaciones fuera de la Constitución»: senado

12 de mayo de 2012
12 de mayo de 2012

Bogotá D.C., 11 de mayo de 2012 (Oficina de Prensa Senado). Con la participación de pastores de todo el mundo y miembros de las iglesias cristianas evangélicas, se realizó en las instalaciones del Senado y de manera simultánea en otros países, la Quinta Jornada Mundial de Oración por la Paz de Colombia, organizada por el senador Edgar Espindola (PIN) en compañía de la Sociedad Bíblica de Colombia, un evento que lleva más de 5 años que tiene como propósito orar por la Nación, sus representantes y la familia.

«Para el Congreso de Colombia es muy importante el día de hoy y para la Comisión de Derechos Humanos de la cual hago parte, que estemos acompañando a la sociedad bíblica colombiana en un evento al que se unen muchos países para orar por la paz de Colombia y en el país estamos clamando en oración por nuestro Presidente, los Ministros, el legislativo, la cúpula militar, para que podamos entender que esta nación tiene futuro en la medida que abramos nuestro corazón a los principios y a los valores cristianos», afirmó Espindola.

Al referirse a la familia el senador explicó «la Constitución consagro que la familia en Colombia está constituida por un hombre y por una mujer y que por supuesto no hay figura diferente conocida como familia, la Corte Constitucional erradamente ha venido sentando jurisprudencia, ha venido legislando por la misma interpretación, cayendo inclusive en abuso de poder y extralimitación de funciones al querer concebir una familia diferente a la concebida en la Constitución Nacional».

De igual manera hizo un llamado a la Corte diciendo: «por eso hoy le queremos decir a la Corte Constitucional que no legalice relaciones que están por fuera del marco constitucional, ustedes fueron puestos para que defendieran la Constitución Nacional, no para que la cambiara».

«Nos preocupa que la corte quiera legalizar la adopción de niños por estas parejas, yo no soy homofóbico, respeto lo que la gente quiera hacer con su cuerpo, aunque no lo comparta, pero hay que advertir que es una conducta antinatural, pero no hay que obligar a los colombianos a caer en prácticas sexuales dándole gusto a una minoría», concluyó el senador Espindola.