19 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«Hay que acabar con las EPS tóxicas en Colombia»: plenaria del Senado

24 de mayo de 2012
24 de mayo de 2012

Según lo denunciado por Morelli, en los hallazgos fiscales que hasta el momento ha ido adelantando la entidad, se encuentran involucradas EPS como: Saludcoop, Famisanar, Nueva eps, Solsalud, Caprecom, entre otras. Sin contar los procesos de responsabilidad fiscal que contra el Fosyga se adelantan.

Aunque por ahora no se ha entregado una cifra general respecto al detrimento fiscal ocasionado por el Carrusel de la Salud, la contralora sugirió al Gobierno y al Congreso, revisar la posibilidad de reformar el sistema de salud, pues «el actual modelo permite una fuga de recursos», señaló.

Agregó que, «entidades privadas, encargadas de administrar los presupuestos de la salud en Colombia, han desviado cerca del 50 % de los $40.000 millones del presupuesto para el sector».

A su vez, el senador Jorge Robledo (Polo Democrático), uno de los citantes al debate, cuestionó a la Contralora sobre la desviación de recursos: ¿esa platica se perdió o es posible recuperar algo de esos recursos?.

Al respecto, Morelli fue enfática en asegurar que, «en lo relacionado con Programas de Prevención es imposible el rastreo de los recursos, pues a nivel territorial es más complicado la recuperación de esos dineros, sin embargo estamos haciendo todo lo posible por recuperar esta gran cantidad de dinero».

Por su parte, el senador Eugenio Prieto (Partido Liberal), pidió al Gobierno tomar una decisión de fondo para acabar con el problema de las EPS. Idea que fue apoyada por el congresista Jorge Ballesteros (Partido de la U), quien además recalcó la necesidad de reformar el régimen laboral del sector salud, pues «de 280 mil trabajadores, 200 mil se encuentran en condiciones indignas», dijo.

Entre tanto, el senador Germán Carlosama (Autoridades Indígenas), pidió al Gobierno adelantar las acciones rápidas y drásticas para solucionar los problemas en las regiones, siendo que «la Ley 100, creada por el anterior Gobierno, convirtió la salud en un negocio».

Las intervenciones de los senadores Antonio Correa (PIN) y Guillermo Santos (Partido Liberal), coincidieron en exigir meritocracia en la escogencia de los gerentes de hospitales públicos e interventores en las diferentes regiones del país. «La meritocracia en los hospitales públicos no existe», sostuvo Correa.

Para el legislador Santos, «los sin vergüenzas tienen que pagar con cárcel por todo el daño que le han hecho a la salud en Colombia», además, pidió adelantar un juicio de responsabilidad al exministro de la Protección Social, Diego Palacio, «quien tuvo el sector a su cargo por ocho años».

Cabe resaltar que mientras avanzaba el debate, las denuncias de los senadores incrementaban las cifras ya presentadas por la Contralora. Desvíos de recursos en distintos departamentos fueron las denuncias de los senadores que pidieron a Morelli avanzar en las investigaciones, «sin consideración con los delincuentes, pero con todo el respeto por los ciudadanos, afectados por estos eventos de corrupción», comentó la senadora Gilma Jiménez (Partido Verde).