22 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Por caso de Senador Merlano renunció Comandante de Policía de Barranquilla

21 de mayo de 2012
21 de mayo de 2012

El saliente comandante Pérez, había reprendido a los agentes de tránsito que atendieron el caso en el episodio cuando le solicitaran al senador de la república Eduardo Merlano una prueba de alcoholemia.

Tras reconocer que había hecho un llamado de atención injusto a los 11 policías que en un retén le exigieron la licencia de conducción y le pidieron al senador Eduardo Merlano que se sometiera a una prueba de alcoholemia, el comandante de la Policía de Barranquilla, general Óscar Pérez Cárdenas, decidió poner a disposición de superiores su baja de la institución.

El general Pérez Cárdenas, además, indicó que pudo haberse equivocado en la búsqueda de la perfección en la atención al ciudadano.

El anuncio del alto oficial se da después de que los uniformados que exigieron la licencia y la práctica de un examen de alcoholemia al senador Merlano, presentaran su renuncia y señalaran no sentirse respaldados por sus superiores, ya que el general Pérez había dicho que la prueba de alcoholemia no era obligatoria, lo cual se leyó como una justificación a un acto ilegal del congresista.

Según se conoció, el alto oficial se tomará 30 días de descanso, en los que espera que el presidente Juan Manuel Santos y el director general de la Policía analicen su retiro de la institución.

La carta de renuncia:

Barranquilla, 19 de mayo de 2012
Comunicado del señor General Oscar Pérez Cárdenas, Comandante Policía Metropolitana de Barranquilla.

Frente a los hechos acaecidos el pasado 13 de mayo, que involucran el procedimiento de una patrulla adscrita a la Seccional de Tránsito de Barranquilla y a un Senador de la República, me permito informar lo siguiente:

1.- Buscando la perfección frente a la atención al ciudadano por parte de la Policía Nacional, realicé un llamado de atención injusto y descontextualizado a los policias, pues al principio se me informó de un supuesto maltrato al Senador.
2.- He decidido solicitar 30 días de vacaciones, y una vez culminadas solicito se considere mi retiro de la institución a voluntad propia.

3.- Quiero presentar un agradecimiento a la gente de bien que tanto me apoyó, y de manera especial al señor presidente Doctor Juan Manuel Santos Calderón, y a mi General Oscar Naranjo Trujillo, auténticos servidores públicos, quienes siempre consideraron mi nombre para comandar las unidades más criticas y sensibles del país, fundamentalmente por mi experiencia de más de 30 años en la lucha contra el terrorismo y las organizaciones delincuenciales.