26 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Nuevamente la Circunvalar

22 de mayo de 2012
22 de mayo de 2012

Es una zona que ha crecido aceleradamente en comercio, en establecimientos financieros, en oficinas, en entidades de salud, en restaurantes, en lugares de encuentro, en sitios de diversión y en general en toda clase de actividades ciudadanas. Allí concurren todos los días, de día y de noche, miles de personas en procura de realizar alguna gestión, o de uno u otro servicio, o simplemente de un rato de esparcimiento.

 

Pero paradójicamente este es uno de los sectores que menos atención ha tenido por parte de la administración municipal. Esta es una zona que se ha crecido en medio del desorden, de la anarquía, del abandono, de la inseguridad y de la desidia oficial. En esa zona todo el que quiere tumba y pone lo que le provoca, no observa las normas de planeación, no respeta las reglas de convivencia ciudadana, altera la tranquilidad de los vecinos, deteriora el entorno físico y usurpa el espacio público, por supuesto ante la mirada complaciente y no pocas veces cómplice de las autoridades municipales.

Y ni se diga con lo que tiene que ver con las vías, los andenes y los espacios supuestamente reservados para los transeúntes. Da vergüenza el estado en que se encuentra hoy el pavimento de las calles del sector y también sus aceras principales. De las zonas verdes que hubo hace unos años ya no queda nada, las que no volvieron parqueaderos, fueron asaltadas por los dueños de los establecimientos vecinos que las convirtieron en una fea e invasiva extensión de sus negocios.

 

Y como si todo este desorden fuera poco, ese sector en las noches se convierte en un peligroso foco de inseguridad, en mercado abierto de toda clase de drogas y estupefacientes, en lugar donde se degradan a los más bajos niveles las costumbres morales y donde se transgreden públicamente las más elementales normas de respeto por la vida en sociedad.

¿Será posible que alguien en el actual gobierno autista que tiene la ciudad, se interese por este importante sector, por lo que está pasando allí y por ponerle remedio a semejante desorden y anarquía, antes que todo esto sepulte el desarrollo de una de las zonas más importantes y lindas de Pereira? Ojalá, así sea.

Editorial Diario del Otún