22 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

No es buena la crítica que nos hace Uribe diariamente: Mininterior

23 de mayo de 2012
23 de mayo de 2012

En ese sentido, consideró que aunque respeta las opiniones del expresidente, “en veces no es buena la crítica que nos hace diariamente pero ese es su manea de ser y está en libertad de hacerlo”.

“El presidente Juan Manuel Santos no está peleando con nadie porque a nosotros lo único que nos corresponde es gobernar”, sostuvo el jefe de la cartera política en entrevista con la alianza de Caracol Radio, Caracol Televisión y El Espectador.

Igualmente, manifestó que mantendrá “respeto” por el expresidente y recordó que el Jefe de Estado, Juan Manuel Santos, tiene un “mantra” para no pelear con Uribe.

Por eso, prometió utilizar un mantra similar de ‘No Pelear’ para evitar más enfrentamientos con el expresidente. “Esas peleas no le convienen ni al país ni al Gobierno (…) vamos a seguir con nuestra actividad y agenda”, agregó.

La última crítica de Uribe

El expresidente Álvaro Uribe endureció el lunes la guerra dialéctica contra su sucesor, el actual mandatario Juan Manuel Santos, al que tildó de «arrogante» y de imponer la «impunidad», en un nuevo capítulo de la batalla que en Colombia ya se califica de titanes.

Fue en una entrevista con CNN en español, en la que Uribe elevó el tono de las duras críticas que viene vertiendo desde hace meses contra Santos, el que fuera su ministro de Defensa y quien le permitió asestar los más duros golpes a la guerrilla de las Farc durante aquel Gobierno.

La paradoja es que Uribe, quien aupó a Santos a la Presidencia al considerarle entonces su delfín político, se ha convertido ahora en su principal opositor y ha abierto tal guerra dialéctica que, además de asombrados, mantiene en vilo a buena parte de los colombianos.

El Gobierno de Santos «con su arrogancia lo que ha hecho es imponer un marco de impunidad», afirmó Uribe, quien también señaló que «el terrorismo que parecía ser del pasado, está volviendo» en Colombia.

También dijo que «lo más grave» es que Santos «era uno de los más radicales contra la dictadura en Venezuela» y ahora la «avala», al tildar al país vecino como «un albergue del terrorismo».

Poco antes, a través de su cuenta en la red social Twitter, Uribe había afirmado que Santos «busca acuerdo con Farc a través de dictadura Chávez».

Estas declaraciones son el último capítulo de una batalla que se libra en los medios de comunicación y en las redes sociales, las que Uribe ha convertido en una surrealista herramienta de guerra.

Y es que en los últimos meses ha calificado a Santos de «derrochón» por los gastos en la organización de la Cumbre de las Américas el pasado abril en Cartagena de Indias, le ha acusado de descuidar la seguridad y le ha criticado por acercarse al Gobierno del venezolano Hugo Chávez, con el que él había roto las relaciones poco antes de dejar el Gobierno, en 2010.

Santos, que siempre defendió públicamente a su antecesor, reconoció en abril pasado no entender esa actitud.

«He sido fiel a sus legados que expuso de muchas formas y de manera insistente, la seguridad democrática, la confianza inversionista, la cohesión social (…), no llego a entender su postura», reconoció el actual mandatario, al lamentar que «nada de lo que hace el gobierno le parece bien».