27 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Mintransporte presentó plan nacional de seguridad vial

27 de mayo de 2012
27 de mayo de 2012

La Directora Nacional de Transporte y Tránsito, Aida Lucy Ospina, consideró la implementación de esta política “como la manifestación explícita y expresa del Gobierno colombiano de cambiar la mirada y la forma de aportar, desde las instituciones, para mejorar la seguridad vial como actividad permanente y prioritaria, en toda acción y decisión en transporte, tránsito e infraestructura que contribuya a la generación de una cultura de la prevención y auto-cuidado de los actores del tránsito, sean peatones, ciclistas, motociclistas, conductores o pasajeros, y lograr salvar vidas”.

Para el caso colombiano, los grupos vulnerables en el tránsito de Colombia, fundamentalmente peatones y motociclistas, aportan 73% de las muertes en vías públicas. Entre los años 2005 y 2011 se registró un incremento de muertos en accidentes de tránsito, pasaron de 5.418 a 5.552 casos y en el año 2011 hubo más de 40.000 lesionados de gravedad, según cifras preliminares del Instituto Nacional de Medicina Legal.

Así las cosas, en Colombia los accidentes de tránsito son la primera causa de mortalidad para niños entre los 5 y 14 años de edad y la segunda entre las personas con edades entre los 15 y 24 años. Medicina Legal también estableció que en el año 2011 murieron cerca de 2.108 usuarios de motocicletas menores de 30 años y cerca de 700 peatones mayores de 50 años.

Conocidas estas cifras, durante la construcción del Plan Nacional de Seguridad Vial, un grupo de expertos diseñó los lineamientos estratégicos de funcionamiento de la seguridad vial en Colombia, donde se identifican como factores básicos: el ser humano, el vehículo y la infraestructura vial, durante las etapas de un accidente: antes, en la ocurrencia de los hechos y después de la colisión o choque.

El Plan también permite identificar las posibles estrategias de reducción de las consecuencias derivadas de los siniestros de tránsito, como la reducción en la exposición a los riesgos viales, la prevención de los accidentes de tránsito, la disminución de la gravedad de las lesiones en caso de accidente y la mitigación de las consecuencias de los traumatismos mediante una mejor atención del accidentado.