16 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los paradigmas económicos están devastando el planeta

22 de mayo de 2012
22 de mayo de 2012

En el campo de la gestión del riesgo, usualmente se habla de la vulnerabilidad del hombre ante los elementos de la naturaleza. Pero, desde el punto de vista del profesor Palma, ingeniero, académico y consultor internacional, la ecuación es la contraria: la principal amenaza es el hombre y la naturaleza está siendo devastada por sus sistemas económicos, que son los verdaderos causantes de los desastres.

“Es lamentable ver como nuestra Tierra se está degradando por la expansión del hombre. Somos una población actual de 7 mil millones de personas, y para el 2050 se calcula que vamos a ser 9 mil millones. Todos en un planeta que no puede sostener a esa cantidad de habitantes. Por eso, el futuro próximo que se avizora es bastante oscuro, se va a presentar una hambruna global porque no es posible alimentar a semejante cantidad de personas”, asevera.

El número de habitantes que actualmente tiene la Tierra, en palabras de este docente, originan una presión tal que, para sostenerlos, es necesario contar con otros tres planetas y medio del tamaño del nuestro. Y esto ocurre como consecuencia de los sistemas económicos angustiantes que han desarrollado las potencias del mundo.

Para una mayor ilustración de estos conceptos, Miguel Ángel Palma menciona que, en tan solo cien años, transcurridos en el siglo XX, el hombre ha causado los mayores desastres para la humanidad, sin que exista ningún antecedente de tal devastación en toda la historia del mundo.

“Dos guerras mundiales, con más de 50 millones de personas muertas absurdamente; la guerra fría, con misiles escondidos entre la sociedad civil; las pruebas nucleares en el fondo de los océanos; la bomba atómica; y, aunque parezca ficción, en 1945, la construcción del muro de Berlín, en Alemania, con el cual se quiso separar el mundo comunista del occidental. Y, como si no bastara con estos eventos nefastos de los Gobiernos, las personas están hipnotizadas con el  hiperconsumismo, que los enceguece y les hace perder la consciencia de su irracionalidad contra el planeta”, indica.

Ante esta situación, el profesor Palma expone que urge darle al futuro del planeta un sentido más humanitario, siendo conscientes de que es nuestra única casa. De lo contrario, se va a originar una catástrofe de una dimensión tal que podría llevar a la desaparición del planeta.

“Los proyectos de habitar otros mundos son ‘una locura’. No tenemos chance de emigrar porque este es el único lugar que puede albergar vida humana. Los planetas que están más cerca del Sol son muy similares a la Tierra, pero no tienen atmósfera, ni oxígeno, ni agua y no se pueden colonizar. Y los que están más alejados, como Urano, Neptuno y Plutón, son gaseosos y no se puede poner un pie en ellos. La idea de pensar habitarlos es otro delirio de las potencias, al igual que sus sistemas económicos, que nos están acabando”, puntualiza.

(Por:Fin/amej/clc/fgd)