24 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La Policía dispuso de dos helicópteros para la vigilancia de los ríos que nacen en el Volcán Nevado del Ruiz

31 de mayo de 2012
31 de mayo de 2012

En el caso de Caldas, dos de estos afluentes desembocan en los ríos Claro y Chinchiná, que pone en riesgo más de 120 familias de la zona rural de los municipios de Manizales, Villamaría, Chinchiná y Palestina.

El jefe del grupo de emergencia de la Policía Nacional, coronel Diego Francisco Páez Páez, explicó que en “la vigilancia del Volcán hay que ser prácticos, los helicópteros permiten reconocer algún evento relacionado con los tremores, es decir sismos que han causado algún efecto colateral, porque lo que nos preocupa con este aparato volcánico no es en sí la erupción sino un deshielo, una avalancha o un lahar en las vertientes de los ríos”.

Dijo que ese es el riesgo que este volcán representa y recordó que en 1985 lo que provocó tantos muertos no fue la erupción sino la avalancha provocada por la erupción.

Los dos helicópteros que ha dispuesto la Policía servirán uno en el departamento de Caldas y otro en el Tolima.

El coronel Páez Páez agregó que “en este momento somos 40 hombres de la dirección de riesgo de la Policía, pero ya se autorizó que se aumente a 5 equipos de respuesta para la gestión del riesgo y el apoyo desde el nivel nacional esta región.

Dijo que servirá también de apoyo a 300 uniformados de la Policía de Caldas que brindan acompañamiento en las vías y en la seguridad de las viviendas que fueron evacuadas preventivamente, así como también de los albergues temporales.