17 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En riesgo tratado de extradición con México por riesgo de impunidad

30 de mayo de 2012
30 de mayo de 2012

Esto porque según los legisladores, “México tiene la corrupción más alta que hay en América Latina, está permeado por el narcotráfico y basta mirar la crisis que está viviendo este país”.

Así lo indicó la presidenta de la comisión de asuntos internacionales del Senado, Alexandra Moreno Piraquive, al señalar que este tratado puede ser un boquete para la impunidad porque los narcotraficantes si se van para México por vía de extradición pues las víctimas en Colombia no van a tener ningún tipo de reparación ni va a darse realmente justicia en ninguno de los dos países.

Por esta razón el Congreso citó al ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra para que explique los pormenores del proyecto.

Según Piraquive, el ministro debe explicar “porqué si la extradición es para delitos trasnacionales, se ponen en el tratado penas de 3 años que puede ser por cualquier tipo de delito”.

Moreno Piraquive afirmó que ahora los delincuentes, prefieren un vacacional en México u otro país y no la justicia colombiana”, contrario a lo que se decía en otras épocas.

Moreno Piraquive dijo, que la justicia colombiana se ha fortalecido en los últimos años  para garantizar que en el país se puedan imponer condenas y evitar que los crímenes realizados por narcotraficantes queden en la impunidad, y sin embargo los delincuentes están optando por negociar sus condenas en otros países. Por eso en el caso de la extradición con Méjico no se pueden dejar vacíos que pueden ser aprovechados para evadir nuestra justicia.

el artículo 2 del tratado resulta ambiguo por lo bajo de las penas que infiere para poder extraditar a un delincuente al señalar que podrá ser extraditado cualquier individuo  por un delito con sanción  privativa  de libertad, cuya pena mínima no sea menor a tres años, cuando debería ser por casos de alta peligrosidad.
La congresista explicó que, la extradición con países como Estados Unidos se ha convertido en el “As bajo la manga” para muchos narcotraficantes que están evadiendo la justicia al negociar penas bajas por la entrega de bienes y su delación.

La vieja frase acuñada por los extraditables en los años 80 que decía “Más vale una tumba en Colombia que una cárcel en Estados Unidos”, ahora se está invirtiendo y los delincuentes prefieren negociar penas que no exceden los 10 años, porque prefieren una cárcel por fuera para responder por sus actos, lo que termina negándole la posibilidad a las víctimas de conocer la verdad  y el derecho a una reparación; anotó Moreno.