28 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Gobierno hace recomendaciones en salud ante el nivel de alerta por el Ruiz

31 de mayo de 2012
31 de mayo de 2012

Los efectos de las cenizas sobre la salud pueden ser divididos en efectos respiratorios, síntomas oculares, irritación cutánea y efectos indirectos:

1. Efectos respiratorios
En algunas emisiones, las partículas de cenizas pueden provocar aumento de tos e irritación de garganta y laringe. Los síntomas comunes agudos (a corto plazo) incluyen:
– Irritación y flujo nasal
– Irritación de garganta y ardor, algunas veces acompañado con tos seca.
– La respiración puede tornase dificultosa ante tareas de limpieza o exposición a cenizas en suspensión si no se toman las adecuadas medidas de protección con tapabocas o pañuelo húmedo que cubra nariz y boca
– Aumento en la susceptibilidad de pacientes con antecedentes de patologías respiratorias crónicas (Asma, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, enfisema, Bronquitis crónica, fumadores, entre otras) o problemas cardíacos severos.
– Las condiciones previas de salud y el uso de medidas de protección personal también influirán en los síntomas que se experimenten.
2. Síntomas oculares

Irritaciones en los ojos son efectos comunes, ya que partículas pueden producir abrasiones en la córnea y conjuntivitis. Las personas que usan lentes de  contacto deben evitarlos y remplazarlos por los lentes comunes (anteojos, gafas). Los síntomas más comunes incluyen:
– Sensación de cuerpo extraño dentro del ojo
– Los ojos empiezan a doler, picar o enrojecerse
– Hay lagrimeo, secreciones (lagañas)
– Conjuntivitis aguda o inflamación.
3. Irritación cutánea

Aunque no es común, las cenizas volcánicas pueden producir irritación en la piel a algunas personas, especialmente si las cenizas son ácidas. Los síntomas incluyen:
– Irritación y enrojecimiento de la piel
– Infecciones secundarias si las personas se rascan.
4. Efectos indirectos de las cenizas

También deben considerarse los efectos indirectos ocasionados por las cenizas, como por ejemplo:
– Aumento en la posibilidad de que se presenten accidentes de tránsito, por dificultades en la visibilidad, desperfecto de motores, suelos resbalosos.
– Caídas en calles, veredas, o ante limpieza de techos.
– Contaminación de fuentes de agua.
– Efectos en el abastecimiento de agua. Puede ocurrir contaminación de las provisiones de agua. Los depósitos de ésta al aire libre en instalaciones pequeñas como tanques domésticos en los techos, son especialmente vulnerables a la caída de cenizas, causando problemas de potabilidad.
– Riesgo de hundimiento de techos. Los techos pueden hundirse debido al peso de las cenizas, durante las tareas de limpieza de las cenizas, debido a la suma del peso de la persona que realiza esa tarea.
Recomendaciones generales

En áreas afectadas por la caída de cenizas se recomienda:
– Usar camisas de manga larga y pantalones largos.
– Usar gafas protectoras y anteojos en lugar de lentes de contacto.
– Usar tapabocas, en especial personas con antecedentes respiratorios,  o colocar un paño húmedo sobre la cara para ayudarse a respirar.
– Quitar la ceniza pesada de los techos planos o que tienen poco declive y de las canaletas de lluvia.
– Cubrir tanques y depósitos de almacenamiento de agua.
– Consumir agua potable o debidamente purificada y hervida.
– Evitar conducir cuando haya una notable cantidad de ceniza, a menos que sea absolutamente necesario.
– Si tiene que conducir, utilice su inteligencia vial y mantenga una baja velocidad.
– Es fundamental continuar alerta a cualquier cambio que se presente en la actividad del volcán, conservar la calma y estar atento a la evolución de la actividad y posteriores reportes por las autoridades responsables.