8 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Que túnel tan oscuro

7 de abril de 2012
7 de abril de 2012

Durante estas cuatro décadas se ha dedicado a la lechería y vender en un negocio a orilla de carretera kumis, agua de panela y otros alimentos que los transportadores y algunos calarqueños disfrutaron en medio de una pausa viajando por este mítico corredor vial.

La vida de esta humilde mujer y su familia era normal hasta que llegó el desarrollo vial representado en el túnel de La Línea. La denuncia que recibimos a través del Canal UNE y RCN radio Armenia merece la atención de las autoridades porque algo raro está ocurriendo. Por arte de magia, el consorcio que construye la obra, o uno de sus subcontratistas, le notificó a doña Arnobia que tenía que dejar su tierrita porque ya se la habían comprado a una dama. Como suele ocurrir en este país y en una práctica que es recurrente, cada que se plantea un macroproyecto o algo por el estilo, aparecen de la nada dueños de lotes, árboles y piedras a la orilla del camino para ser ofertados.

Al parecer los terceros que negociaron con el constructor pensaron que doña Arnobia era por su condición humilde una persona ignorante sin conocimiento alguno de sus derechos. Ella apenas se enteró de la negociación, demandó y un juez de la República le dio la razón, es decir, que reconoció en ella la calidad de propietaria del predio.

Muy grave que el contratista no haya verificado esta situación y mucho más si el negocio es producto de una artimaña predeterminada entre las partes. Que las autoridades lo determinen por el bien de todos y la transparencia de la obra. Si se evidencia algo así, se hace necesario investigar todas y cada una de las compras de predios que se han hecho efectivas por cuenta de la modernización de esta vía. La obra es importante por el desarrollo económico del país, pero se tiene que proceder con todas las de la ley, con transparencia y respeto por el medio ambiente y los residentes de la zona de influencia.

La gobernadora del Quindío Sandra Paola Hurtado recibió el pasado lunes de parte de nosotros los comunicadores que estamos al frente del caso la denuncia respectiva. Dio instrucciones precisas para avanzar con las indagaciones correspondientes y tratar de aclarar el caso, pues en Calarcá quienes han estado al pie del asunto, dicen que si se destapa lo que hay allí, salpica a personas que tienen vínculos con la política local. Lo que uno no entiende es la actitud de la personería en un hecho de estos, donde se están vulnerando los derechos de un ciudadano, que tiene a su favor un fallo de la justicia. Este se convierte en otro hecho más, otro escándalo alrededor de las obras de este macroproyecto que se convierte en un túnel bastante oscuro.Crónica del Quindío.