6 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Por cada $100 que se genera en la actividad cafetera, $60 recibe el caficultor

3 de abril de 2012
3 de abril de 2012

 

Los senadores Liberales Guillermo Santos Marín, Juan Carlos Vélez Uribe y Rodrigo Villalba Mosquera, realizaron el debate de control político al ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverri; viceministro de Agricultura, Ricardo Sánchez; y al gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, sobre el estado actual de las exportaciones, el envejecimiento y los problemas de producción del sector cafetero.

 

Su preocupación radica en el hecho que «por cada $100 que se genera en la actividad cafetera solo $60 le llega al caficultor,» lo cual evidencia un empobrecimiento del productor debido a los altos costos de finalización y la baja cobertura en créditos; la falta de renovación cafetera y los escasos controles del Ministerio de Agricultura y la federación de cafeteros, entre otros.

«La Federación de cafeteros solo controla hoy el 25% del mercado nacional y por tanto este mismo porcentaje en el mercado internacional»
, puntualizó Santos al evaluar el tema de exportaciones cafeteras.

Asimismo, para el senador Vélez, «existe una pauperización de los cafeteros colombianos, y en general de los habitantes rurales, quienes tienes un ingreso promedio neto mensual de solo $208.000; frente a un ingreso promedio de $600.000 de un habitante urbano.»
«Los caficultores necesitan un crédito mayor y más apoyo para que ellos sientan que cuentan con el respaldo del sector cafetero,» enfatizó Vélez.

Igualmente, el senador Villalba explicó que uno de los factores agravantes de la situación caficultora es el escaso acceso al crédito, «en donde menos del 10% de productores accede al crédito nacional, quedando un 90% desamparado, por lo cual toca replantear la política económica sectorial»

Dentro de las preocupaciones generales de los tres ponentes se destacan el envejecimiento de los caficultores y de las plantaciones de café, el cual está poniendo en peligro la cultura cafetera, junto con las inconsistencias del manejo de la contribución por parte de la Federación Nacional de Cafeteros, entre otros.

En ese sentido, el Gerente de la Federación Nacional de cafeteros coincide con los senadores citantes en la necesidad de cambiar la estructura caficultora colombiana. Sin embargo cree que uno de los problemas más importantes está en poder hacer una renovación de las especies cultivadas en el país.

Para Muñoz, a raíz de los problemas generados por la ola invernal, la caficultura tiene que migrar a especies más resistentes a las adversidades climáticas, a partir de una renovación y tecnificación del sector.

Además, afirmó que «el sector cafetero sigue siendo el primer renglón de la economía nacional, en donde uno de cada tres empleos rurales del país representa el 17% del Producto Interno Bruto (PIB)»
Frente al tema cambiario, el Ministro de Hacienda en su intervención en el debate, expresó «la necesidad de una intervención más intensa, profunda y creativa por parte del gobierno y del Banco de la República, para generar un sistema de cambio más competitivo».

Por su parte el Viceministro de Agricultura llamó la atención por el envejecimiento de la población campesina colombiana y de la necesidad de estimular la permanencia de los jóvenes en las actividades propias del sector rural del país.

«El campo se nos está envejeciendo y hay que apostarle a un relevo generacional», enfatizó Sánchez.

Según el Viceministro de Agricultura, el ministerio tiene una apuesta productiva agropecuaria que busca balancear el crecimiento sectorial y el crecimiento del desarrollo rural en el campo, teniendo como soporte la formalización, empresarización, innovación y sostenibilidad.