1 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“Hemos propuesto un revolcón en el transporte público y luchamos por volverlo realidad en el corto y mediano plazo”: Alcalde Mayor

19 de abril de 2012
19 de abril de 2012

Inicialmente, el mandatario capitalino reveló que se parte de la premisa de que las ciudades del mundo avanzan en movilidad, desestimulando el uso del vehículo particular e impulsando el uso del transporte público, con campañas e incentivos a los ciudadanos, sin prohibir el uso del carro y motivando la autorregulación de los propietarios.

“Proponemos un sistema de cobros por congestión por horas o por zonas, como lo ordena el Plan Nacional de Desarrollo. Un esquema  flexible que permite un mayor uso y eficiencia de vías.  Una vez reglamentado por la Nación, lo aplicaremos de manera inmediata. Otro acto de amor con la ciudad, es el uso del carro compartido, que bajaría hasta en un 60 por ciento la congestión vehicular”, sostuvo el burgomaestre.     

Petro Urrego informó que el ingreso anual (desde el 2006) de 100 mil vehículos, duplica el parque automotor actual  y lleva a una presión, por parte de los propietarios de los vehículos, a construir más vías, con la falsa premisa de que con ellas se descongestiona el tráfico vehicular.

“El mayor estímulo para dejar de usar el vehículo particular es tener un transporte público masivo de calidad, el cual puede ayudar a una organización humana de la movilidad de los ciudadanos.  Para ello, priorizamos en los modos de transporte destacando en primer lugar al peatón, segundo la bicicleta, tercero el transporte público y cuarto el vehículo particular”.

El Alcalde enfatizó que el sistema actual de transporte está acabando con la vida de niños y ancianos, debido a los altos niveles de accidentalidad y de enfermedades cardiorrespiratorias.  Reiteró que el cambio del modelo de transporte debe tener en cuenta la peatonalización de zonas de la ciudad, esquema acogido por grandes ciudades en el mundo.

“Decidimos cambiar el concepto de crear una red de ciclorrutas no construidas sobre un andén, sino pintadas en las vías para ofrecer la posibilidad de llegar a un destino (universidades, colegios, trabajos, campos deportivos, etc.), lo que permitiría duplicar el uso de las ciclorrutas existentes con mayor número de usuarios de bicicletas. Sobre el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), próximo a implementarse en la ciudad, el Alcalde señaló que será un esquema que articulará diferentes modos de transporte (multimodal). “Desde el 9 de abril de 1948, día en que se quemó el sistema férreo bogotano, nos convertimos en una ciudad unimodal de transporte, con la utilización exclusiva de buses para atender el servicio público”.

Con cifras, Petro Urrego manifestó que el sistema TransMilenio (TM) presenta un atraso en infraestructura de seis años y que transporta ocho pasajeros por metro cuadrado de manera deshumanizada, razón por la cual es importante ampliar la red de TM, construyendo las troncales Avenida 68 y Boyacá e interconectarlas entre sí.

El mandatario ratificó la imperiosa necesidad de construir la red metro, que transportaría a cuatro pasajeros por metro cuadrado como lo mandan lo estándares internacionales. Esta no contaminaría el aire al ser impulsada por energía eléctrica, tampoco alteraría el urbanismo de la ciudad al no ocupar grandes espacios y sí conectaría a Bogotá con la región capital, lo que traería innumerables ventajas en dinamización de la economía y bienestar ciudadano.