26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Fray Rodín en el Ficci

23 de marzo de 2012

Para este monje, que tiene que confesar su ecuménica ignorancia sobre el cine, la experiencia fué educadora y apasionante. Nunca es tarde para aproximarnos al séptimo arte y apreciar modernas fray rodinexpresiones al lado de clásicos filmes que nos mostraron  el desarrollo de la industria cinematográfica, en la que nuestro país ha dado pasos agigantados. De producir una o dos películas al año, hemos pasado a veinticinco o treinta, la mayoría de ellas  competitivas en el mercado internacional. Ya se imaginarán ustedes como disfrutamos. Eso de pasar de ver cuanta película mejicana se proyectaba en  Anserma, con Luis Aguilar, Jorge Negrete, Pedro Armendáriz y Sara García, Cantinflas, Viruta y Capulina, Tin Tán y su carnal Marcelo, Luis Sandrini, el cómico argentino, y Marcelino, pan y vino, La novicia rebelde y el El niño y el toro a estar en la misma sala y oir de sus propias voces la introducción a sus películas de  Roland Joffé,Claire Denis, Alex de la Iglesia  e Isabella Rossellini,entre otros, es asunto serio.

Tres o cuatro cintas diarias, durante seis días, es una dosis respetable. Mis acompañantes-la abadesa Sonia Cristina, Alejandro Jiménez y Liliana Vergara, cineístas de Cali–al final me recriminaban porque confundía artistas y personajes y organizaba nuevas películas . Pero me voy a reivindicar y a organizar mis ideas. La inauguración estuvo a cargo del Presidente Juan Manuel Santos. Aplaudido con entusiasmo, por lo coloquial de sus palabras y porque muchos recordaron, al oirlo hablar, a un rey de Inglaterra que, en la vida real y en inolvidable película, le curaron su tartamudez.» Chocó», película colombiana ,cuya protagonista lleva el nombre del departamento de nuestra costa pacífica, en donde se desarrolla el drama,abrió los telones. Y fué muy aplaudida. De rescatar, el paisaje deslumbrante,aunque fatigoso, de esa desconocida región. Y la crítica al machismo imperante,con un final reivindicatorio e inesperado,hacen de esta obra primera del director valluno Jhonny Hendrix Hinestroza, una interesante historia, que vale la pena mirar cuando esté en la cartelera comercial.De ahí en adelante, en apretada síntesis, y con una calidad pareja, dijéramos,van unos títulos que ustedes verán anunciados y otros que serán de Cine Club.»El año del tigre», chilena, que aprovecha como locación, en tiempo real, las ruinas producidas  por el terremoto que devastó al país suereño en 2010.»Historias que solo existen cuando se recuerdan»,  reiteración de la monotonía en una  aldea de ancianos , que  es muy bien captada. La mas poética  del festival,junto con» Violeta se fué a los cielos», sobre la vida combativa de la cantautora chilena Violeta Parra. «La voz dormida», es un himno a la fortaleza de la mujer. Es  la vida de varias detenidas en las cárceles franquistas,cuando triunfó su causa  en la guerra civil española y los vejámenes a que fueron sometidas. «Las acacias»  :un canto silencioso al amor,en que una cámara,detalle a detalle,casi sin diálogos, narra un largo viaje por carretera, de una pareja que no se conoce y más bien se repele, pero que terminan unida por la cotidianidad.No estuvimos en» Porfirio», la película colombiana triunfadora, pero la veremos en Cineco. Controvertida la decisión por los galardones que recibió. «Secretos de pasión», película en la que su director,Joffé, el de » La Misión», aprovecha el discurrir del fundador del Opus Dei, José María Escrivá de Balaguer, en la Guerra Civil Española,para elaborar paralelamente un bello pero doloroso romance, en las filas republicanas.

En este párrafo me doy cuenta de que esto va para un ladrillo agresor. Que no es el objeto  de una nota periodística. Entonces termino, no sin antes consignar que la película de la clausura,»La chispa de la vida», del Director español Alex de la Iglesia , es una muy divertida  comedia negra, que satiriza las agencias de publicidad, los medios de comunicación y lo que hace la gente por tener en la vida su cuarto de hora de figuración.Ojalá  esté en las carteleras colombianas. Muy grato Cartagena, como  amable la compañía de Jaime Niño Díez y de su esposa, Lucía Tarazona, de Carlos Germán Arroyave y Ana María Trujillo y las tertulias enriquecedoras,largas y generosas en viandas y vinos espirituosos. Y triunfo de Mónica Wagenberg, al frente del Festival. Al que quedamos abonados desde ahora.