4 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Caldas en Bogotá

16 de marzo de 2012

uriel ortizDe otro lado es angustioso asistir a ferias y exposiciones en Bogotá y otras ciudades, donde sobresale la presencia de todas las Regiones de Colombia, y Caldas siempre es el gran ausente, o cuando lo hace es en forma tan superficial y pobre, que da hasta vergüenza que nos tilden de pobres emprendedores y carentes de iniciativas, cuando la verdad es que por nuestras venas corre sangre de pioneros, gentes echadas para delante, que no necesitan doblegarse ante nadie para labrar su propio destino.
Caldas requiere de una organización autosuficiente en la Capital de la República, provista de una sala permanente de exhibiciones, para que cada municipio disponga de un stand y exponga los productos sujetos de comercializar en el mercado nacional y de exportación. Allí mismo funcionaría una oficina de gestión y proyectos para los municipios y el departamento; una sede social que haga las veces de club.
Risaralda y Quindío, hijos del gran Caldas, poseen buenas sedes para atender sus gestiones en todos los frentes. El Gran Caldas, – padre de los anteriores-, se limita a una oficina, que en administraciones pasadas, además de su precario manejo, – simplemente ha servido de escampadero a algunos azúcenos-, que a su paso han dejado serias dudas de manejo. Se sabe de un individuo que casi hay que sacarlo con la policía para que entregara la oficina propiedad de la Industria Licorera de Caldas.
En días pasados en nuevo Agente Fiscal en Bogotá, reunió a un grupo de Caldenses y les manifestó, cuales son los propósitos de la nueva administración con el fin de implementar un plan de desarrollo tendiente a prestar un servicio constante y permanente para toda la Región, incluidos, los municipios.
Desde luego, que toda iniciativa es bienvenida, sin embargo, es bueno anotar que desde hace más de treinta años se ha venido trabajando en un proyecto que sirva de motor constante y permanente a los intereses de Caldas en la Capital de la República. Todas estas iniciativas han pasado por los diferentes Agentes Fiscales de Caldas, quienes las reciben de muy buen agrado, pero finalmente salen con un chorro de babas, quiera Dios que el actual, que desde luego nos pareció persona bastante aterrizada, con deseos de prestar un buen servicio,  sea la excepción.
El proyecto que menciono se llama: Corporación para el Desarrollo de Caldas, “CORDECALDAS”, surgió hace siete años, tiene estatutos y personería jurídica, sin embargo, se cometió el error de elegir como su presidente a un tal Javier Marulanda Gómez, que simplemente se hizo nombrar creyendo en los abundantes recursos que recibiría y como esto no se dio, truncó todo el proceso de desarrollo y no ha tenido la delicadeza de presentar renuncia, por incapacidad, demencial y de gestión.
De otro lado se debatió las posibilidades que tiene el departamento frente a los TLC que están en vigencia con diferentes Países, se insistió mucho en el Plan Estratégico Exportador para Caldas. Para lograr este objetivo lo más importante es empezar por levantar el potencial exportador por Municipios, con sus respectivas fichas técnicas, manuales, capacidad de producción; recurso natural y humano calificado.

[email protected]