4 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

A $168 millones asciende deuda que tiene pendiente Celerak con Infimanizales

14 de marzo de 2012
14 de marzo de 2012

En la alerta fiscal, el contralor Lindon Alberto chavarriaga dijo que hasta la fecha se han corroborado recurrentes y sistemáticos incumplimientos de las cláusulas del contrato por parte del arrendatario que pueden representar un daño patrimonial al Estado, así como impactos sociales indebidos.

La Contraloría de Manizales en desarrollo de un proceso auditor encontró que la gestión desarrollada por INFIMANIZALES para hacer cumplir con las obligaciones de administración, mantenimiento y operación de la Torre Panorámica de Chipre, en virtud del contrato de arrendamiento suscrito con la firma CERELAK S.A, presenta deficiencias que impactan el cumplimiento adecuado en términos de calidad, cantidad, oportunidad y precio de las obligaciones contractuales.

Estas situaciones están reveladas en reciente informe de auditoría, que pone de manifiesto la omisión continúa y sistemática de las cláusulas pactadas por ambas partes, revelando que los mecanismos legales, procedimentales y de control interno con los que cuenta  INFIMANIZALES para garantizar el cumplimiento del contrato, no han sido eficientes ni eficaces.

Para este organismo de control la suma que adeuda Celerak y la que posteriormente se cause se encuentra en riesgo y puede constituirse a futuro en un daño al patrimonio municipal en caso de no tomarse las medidas necesarias para salvaguardar los recursos públicos expuestos.

Sumado a lo anterior, la insuficiencia de los informes de ingresos que debían ser presentados con una periodicidad determinada y la carencia de herramientas que posibilitaran un control adecuado sobre los ingresos y entradas al parque, propiciaron incertidumbre con respecto al recaudo efectivo de los dineros que le correspondían a INFIMANIZALES por concepto de explotación del parque, lo que igualmente viene generando un riesgo de daño patrimonial a consecuencia de una inadecuada estimación de los recaudos, que sirven de base para calcular un porcentaje a favor de Infimanizales.

Ha concluido la Contraloría Municipal, en el Informe de Auditoría realizada recientemente, que la gestión financiera desplegada por INFIMANIZALES frente al Contrato de Arrendamiento de la Torre Panorámica de Chipre, ha sido ineficiente e ineficaz toda vez que se pactó un canon de arrendamiento fijo y otro variable que no se han hecho efectivos en la vigencia del convenio, ni se han dinamizado acciones eficaces que subsanen el hecho, poniendo en riesgo el recaudo de estos valores y los que en los sucesivo de causen.

La Contraloría consideró que el incumplimiento del contrato genera otros riesgos operativos para el funcionamiento del Parque Observatorio y de las atracciones allí instaladas, de las cuales no se ha verificado su pleno ajuste a las normas, protocolos y garantías exigibles, por lo que ante un eventual daño o perjuicio a terceros, INFIMANIZALES pudiera verse afectado patrimonialmente, al no garantizar el pleno cumplimiento de las obligaciones contractuales pactadas.

En este contexto, la Contraloría de Manizales consideró que INFIMANIZALES debe valorar la situación de riesgo comunicadas y de considerarlo pertinente y necesario, desarrollar las gestiones que le permitan garantizar el cumplimiento del contrato en cuanto a su parte financiera, al tiempo que se garantice a la sociedad el pleno disfrute de este atractivo turístico en las condiciones calidad, cantidad, oportunidad y seguridad requeridas, para que se cumplan los fines de la contratación realizada.

Finalmente, la entidad de control le recomendó a Infimanizales implementar herramientas conducentes a la prevención del inminente riesgo de daño patrimonial que se ha detectado.