3 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En Filandia hubo afectación de vivienda por invierno

5 de octubre de 2011
5 de octubre de 2011

De igual forma, se reportaron algunas inundaciones en sectores urbanos de Armenia y otras localidades, sin embargo las emergencias fueron atendidas y se ha pedido a la población tener cuidado a la hora de arrojar algún desecho que pueda alterar el funcionamiento de las redes de acueducto y alcantarillado.

“Es importante mantener en óptimas condiciones los mencionados sistemas para que la circulación de las aguas sea normal y así evitar altos riesgos dentro de la población”.

Reiteraron que los planes de contingencia están en marcha y se tiene un trabajo especial en las zonas donde se presentaron mayores emergencias como los municipios de la zona cordillerana, la capital Armenia y los del norte como Filandia y Salento.

Simulacro nacional

Hoy a partir de las 11:00 de la mañana se llevará a cabo el simulacro nacional de un sismo de gran magnitud y el Quindío hará parte de esta evaluación.
“Lo que haremos en esta ocasión será una tarea de evacuación por terremoto, está direccionado a las ciudades capitales colombianas, pero en nuestro territorio cafetero esto será especial por los antecedentes que tenemos y por ello todas las doce localidades van a vivir esta experiencia”, señaló Carlos Berrío del Crepad.

Asimismo, harán presencia los diferentes Clopad, cuerpos de bomberos voluntarios, la Defensa Civil, Cruz Roja, los centros hospitalarios, las instituciones educativas y empresariales, entre otras entidades privadas y estatales municipales y también territoriales.

A nivel nacional se ha confirmado la intervención de quince ciudades capitales y son Bogotá, Pasto, Popayán, Cali, Armenia, Pereira, Manizales, Medellín, Neiva, Quibdó, Ibagué, Tunja, Bucaramanga, Cúcuta y Villavicencio.

“Los objetivos de esta propuesta son evaluar la capacidad de respuesta del Snpad ante un evento de sismo en Colombia, analizar los protocolos y procedimientos descritos en los planes de emergencias nacionales, departamentales y municipales, además promover el desarrollo de ejercicios de evaluación frente a posibles eventos de alto impacto y generar conciencia frente a la importancia de la preparación, dada la exposición a los riesgos y la vulnerabilidad”.