22 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los colombianos Juan Camilo y Carlos Felipe Gutiérrez ganaron “Rally de la Tatacoa”

1 de agosto de 2011
1 de agosto de 2011

El podio de esta segunda válida lo complementaron los venezolanos. El segundo puesto fue para Alejandro Lombardo y Miguel Alvarado, con el Skoda Fabia No. 109, quienes debutaron en el campeonato, y en el tercer lugar se ubicó Alberto Adriani y su navegante colombiana, única mujer participante, María Fernanda Abello, a bordo del Skoda Fabia No. 103 de color rojo, ganadores de la primera válida.

En el rally de la Tatacoa tomaron la partida 10 tripulaciones. Nueve en la categoría N2 y una en la categoría A6, los hermanos Andrés y Renato Lenci, italianos, también debutantes, a bordo de un Mitsubishi Lancer, dupla que desafortunadamente no contó con suerte y una falla mecánica ocurrida en el primer tramo de la competencia los dejó por fuera de carrera cuando ésta apenas iniciaba.

La disputa de  esta competencia se convirtió en un verdadero espectáculo dadas las condiciones de la ruta y los hermosos paisajes de  esta zona desérticadel país que permitió el deleite a los cientos de aficionados que se apostaron a lo largo del recorrido para animar a los participantes  y observar este rally que contó con el apoyo de las autoridades departamentales y de las alcaldías de Neiva y Villa Vieja; de la Secretaría de Tránsito de Neiva; de la Policía Nacional, y de los organismos de socorro de la región.

En el “Rally de la Tatacoa” fue notorio un gran progreso deportivo en las tripulaciones colombianas, que afrontaron con profesionalismo y mucha destreza los exigentes tramos trazados sobre carreteras destapadas, al igual que en los vehículos de competencia, preparados por el Conatelsa Rally Team, equipo técnico al mando del ingeniero Jean Pierre Macías, encargado de las asistencia de los autos Skoda.

“Fue un rally muy bonito, emocionante y muy técnico, bien organizado, con etapas variadas. Los tramos 1 y 3 fueron de mucha velocidad. En el recorrido también nos encontramos con unas curvas y unos lomos que no se veían en los cuáles fue clave una buena toma de notas y  el oportuno aviso del copiloto para evitar el error. Un desierto espectacular, lindo, que unido al apoyo de la gente nos inspiraba para hacer bien las cosas”, fue el comentario de la tripulación ganadora, que coincidió con del concepto del resto de competidores.

Otros dos equipos que terminaron por fuera de competencia, ambos debutantes en el CRC, fueron el No. 110, del ecuatoriano Diego Landazuri y el pastuso Javier Coral, y el No. 111, de Julio Mario Romero y Mauricio Molina. Los primeros después de liderar una buena parte de la competencia, tuvieron que abandonar por problemas con la llanta delantera izquierda ocasionados por una salida de ruta en el TC4, y los segundos, por desperfectos mecánicos irreparables en ese momento, igualmente por causa una salida de carretera en el TC 5.
En general fue un evento exitoso, que concluyó sin mayores contratiempos, en medio de un clima favorable, puesto que no hizo el agobiante calor que tradicionalmente caracteriza a esta zona del país, dejando al final buenos dividendos para los colombianos quienes mostraron un notable avance deportivo a lo largo del recorrido de de 98,80 kilómetros, de los cuales 66,57 correspondieron a los 6 tramos cronometrados que definieron la válida.