15 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno no permitirá que se desvíe el rumbo de reparación a las víctimas y restitución de tierras

3 de agosto de 2011
3 de agosto de 2011

Así lo afirmó el Jefe de Estado desde el municipio de Apartadó (Antioquia), donde entregó el balance del primer año de la Política de Tierras de su Gobierno, en medio del acto especial de entrega de títulos de propiedad de predios baldíos en favor de 184 familias rurales de la zona.

“El proceso de reparación de víctimas y restitución de tierras también tiene enemigos. Mucha gente piensa que este no es el camino para llegar a la paz. Inclusive hay gente que piensa que a las víctimas no hay que repararlas. Otra gente piensa que la tierra no tienen por qué devolvérsela a sus legítimos dueños”, expresó el Mandatario.

Sin embargo, aseguró que su administración está totalmente comprometida con que el proceso de reparación de víctimas y restitución de tierras se expanda en todo el país.

“Quiero ser muy claro: el Gobierno está totalmente comprometido para que esto que estamos viendo en carne y hueso, para que estas campesinas y campesinos a los cuales se les está dando títulos de tierras para que las puedan cultivar, para que puedan ser sujetas de crédito, a estas personas las estamos reparando simbólicamente para que ese proceso se expanda por todo el territorio y sea una prioridad fundamental de mi Gobierno. No nos vamos a dejar desviar”, expresó Santos.

Dijo que como complemento de esta estrategia el Gobierno está rediseñando la política de seguridad ciudadana y pretende relanzar la política de consolidación en todo el país, porque sus resultados han sido efectivos.

“No podemos permitir que cualquier grupo que sea prospere en materia de inseguridad. Ahí nuestra Fuerza Pública, nuestras Fuerzas Armadas van a estar vigilantes”, señaló el Mandatario.

Con respecto a las relaciones con los países de la región, el Jefe de Estado reiteró que el restablecimiento de las relaciones con los vecinos, y especialmente el proceso de mejorar las relaciones con Venezuela tiene enemigos.

“Enemigos en Venezuela y enemigos en Colombia que van a querer sembrar cizañas, que van a querer desviar la intención de los dos gobiernos de trabajar en forma mancomunada para afrontar los problemas comunes. Allí el reto es no dejarse desviar, no dejarse –como hemos denominado con el Presidente Chávez- descarrilarnos, proseguir el rumbo”, concluyó el Presidente Santos.