10 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Emoción y desolación

15 de agosto de 2011
15 de agosto de 2011

https://mail.google.com/mail/?ui=2&ik=5effa3b3cd&view=att&th=131cb4a969d7107c&attid=0.6&disp=inline&realattid=f_grctvv7e5&zw

(FIFA.com)
© Getty Images

Sin embargo, una vez terminada la sincera demostración de compromiso por parte de todos, el juego dio lugar a las emociones más fuertes y dramáticas de la jornada. El primer choque tuvo un final verdaderamente de infarto, mientras que el segundo no pudo acabar de forma más desilusionante para el público local. Al final, mientras Portugal y México celebraban su pase a semifinales, Argentina y Colombia quedaban eliminadas.

Durante 120 minutos sin goles, la puntería les había sido esquiva a los lusos en su duelo contra los hexacampeones del certamen, y todo apuntaba a que ese desacierto en el remate les iba a acabar costando el pase a semifinales, después de que los lanzamientos de Danilo y Roderick en la tanda de penales fueran atajados por Esteban Andrada. Portugal necesitaba convertir sus dos últimas penas máximas y esperar que Argentina fallase las suyas para forzar la muerte súbita. Y eso es exactamente lo que pasó gracias a los reflejos de Mika, quien, tras detener su tercer penal, selló el triunfo para el combinado de Ilidio Vale por 5-4 (y una de las remontadas más extraordinarias que ha vivido una tanda de penales en la historia del fútbol).

El otro encuentro comenzó en medio de un excepcional ambiente en Bogotá, donde las masas ardían en deseos por que Colombia se plantase en semifinales. Noventa minutos después, los sueños de esos aficionados quedaban hechos añicos, tras una victoria por 3-1 que realza el momento mágico que está viviendo el fútbol mexicano.

Resultados
Cuartos de final
Portugal 0-0 Argentina (Portugal gana por 5-4 en los penales)
México 3-1 Colombia

Gol del día
Este sábado se marcaron cuatro goles. El primero fue una pena máxima no muy bien ejecutada que se introdujo por debajo del cuerpo de Bonilla. El segundo fue un disparo que, de algún modo, el arquero mexicano dejó que se le colara por debajo de las piernas. El último, por así decirlo, le dobló las manos al portero colombiano. Por consiguiente, aunque el tercero difícilmente podría aspirar a ser uno de los mejores goles del campeonato, al menos estuvo bien ejecutado y fue trascendental; suficiente para ganarse su puesto en este apartado. Ulises Dávila colgó un saque de esquina al segundo palo y, pese a que dos defensas colombianos le estorbaban la visión, el suplente Edson Rivera arqueó su cabeza hacia atrás e imprimió al esférico la suficiente potencia para batir a Bonilla por alto.

Momentos clave de la jornada

Abucheos a su propio jugador
Pese a ser el campeón de Portugal, el FC Porto no contaba con ningún jugador suyo sobre el césped cuando comenzó el primer choque de cuartos de hoy. Esa circunstancia cambió al cuarto de hora de la reanudación, aunque el suplente que entró a la cancha se llevó un abucheo en vez de una ovación por parte de los seguidores de los Dragões presentes en Cartagena. El motivo es que, en este partido, el argentino Juan Iturbe iba a procurar perjudicar a los mismos aficionados a los que tratará de deleitar en el fútbol de clubes.

Gelatina reconstituyente
Después de 90 agotadores minutos disputados en la elevada altitud de Cartagena, varios de los jugadores portugueses engulleron de buena gana algo para reponer energías. Sin embargo, no se trataba de un plátano ni de una barrita energética. En vez de eso, les dieron ¡una cuchara de plástico y una tarrina con gelatina!

Apoyo invisible
Después de que un fallo garrafal de José Rodríguez regalase el empate a Colombia, su guardameta suplente trató de llamar la atención del arquero del Guadalajara para brindarle su apoyo. Sin embargo, pese a sus intentos desesperados, su colega no vio cómo agitaba frenéticamente los brazos. En todo caso, no puede decirse que el clamoroso error afectase mucho a Rodríguez: después realizó buenas paradas ante sendos remates de James Rodríguez y Luis Muriel, e hizo que se mantuviese la tónica de que ningún país anfitrión haya alcanzado las semifinales desde que lo hiciera Argentina en 2001.

Mala costumbre
Lejos de la década del 90', en que los penales parecían un mero trámite, Argentina ha comenzado a padecer este tipo de definiciones: no sólo fue eliminada de esa manera en la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006, sino que repitió la experiencia en las recientes Copa América disputada en casa y la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA de México. Esta tarde, ante Portugal, el hecho se volvió a repetir… ¡pese a sacar dos tantos de ventaja! Sin dudas, un verdadero trauma para la albiceleste.

En las buenas, y en las malas
El Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, repitió esta noche el hábito de visitar a los jugadores cafeteros en la previa al partido frente a México. Sin embargo, ante la derrota, el mandatario volvió a repetir el gesto para apoyar a sus muchachos. Sin dudas, un gesto para destacar en medio de tanta tristeza.

Números que hablan

480: La cantidad de minutos que lleva el guardameta portugués Mika sin recibir un gol en Colombia, lo que lo deja a sólo 12 minutos del récord en una Copa Mundial Sub-20 de la FIFA. En 2007, el chileno Christopher Toselli se mantuvo 492 minutos imbatido, mientras que, en 1985, Taffarel logró estar 484 sin ver perforada su portería. Por lo demás, la épica actuación de Mika en la tanda de penales contribuyó a que Portugal alcanzase las semifinales de la competición por primera vez en 16 años; y la selección lusa ya suma 3 victorias en tandas de penales en la cita mundialista sub-20 (récord absoluto). Argentina, mientras tanto, ha perdido sus tres últimas tandas en competiciones de la FIFA (y todas ellas contra rivales europeos), tras caer eliminada ante Alemania en la Copa Mundial de la FIFA 2006™ y ante Inglaterra en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA del pasado mes.