16 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Corzo patinará otra vez la inmunidad parlamentaria en el Congreso

21 de agosto de 2011
21 de agosto de 2011

"El Presidente del Congreso, afirmó que la iniciativa busca que los legisladores no puedan ser inculpados, procesados, capturados, detenidos o privados de la libertad sin la previa autorización de los Senadores o Representantes, quienes deberán votar por mayoría si levanta o no la inmunidad", informó la cadena radial Caracol.

La doble instancia para los congresistas, el fortalecimiento de la Comisión de Acusaciones, y permitirle a la Corte Constitucional revisar actos legislativos, convocatorias a referendos, consultas populares o asambleas constituyentes sólo por vicios de forma y procedimiento son los puntos esenciales  del “Proyecto de acto legislativo dirigido al fortalecimiento del Congreso de la República”, según el senador Corzo.

Este proyecto contiene nueve artículos, el primero de ellos le permite al Congreso ejercer control político a los particulares, siempre y cuando la ley lo permita. El artículo 2, que se refiere a las inhabilidades de los congresistas, exceptúa de este régimen de incompatibilidades, además de la cátedra universitaria, a los nombramientos por el Gobierno en cargos como el de Ministro o Embajador.

El artículo 5 indica que la Corte Suprema de Justicia puede juzgar a los miembros del Congreso, previa autorización de la Cámara respectiva y acorde con lo señalado en el artículo 3 (Ver doble instancia para congresistas),  y el artículo 6, que se refiere a las funciones especiales del Fiscal General de la Nación, y agrega que debe investigar y acusar a los altos funcionarios que gozan de fuero constitucional.

Doble instancia para congresistas

La doble instancia quedó consignada en el artículo 3 del proyecto, el cual modifica el artículo 185 de la Constitución que dice que “los congresistas no podrán ser inculpados, procesados, capturados, detenidos o privados de la libertad, sin la previa autorización de la cámara respectiva”. Asimismo, señala que “no podrán ser inculpados, procesados, capturados, detenidos o privados de la libertad, sin la previa autorización de la Cámara respectiva, salvo flagrante delito”.

Para ese fin es  necesaria “una mayoría de los votos de la cámara respectiva. Si el levantamiento de la inmunidad es aprobado, el congresista perderá su investidura y quedará inmediatamente a disposición de la autoridad judicial. Si el levantamiento de la inmunidad es negado, el congresista sólo podrá ser inculpado, procesado y juzgado, hasta la terminación de su periodo o hasta el momento de la terminación de su investidura”.