23 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Comercio entre Colombia y Canadá se duplicó en los últimos cinco años

10 de agosto de 2011
10 de agosto de 2011

Y como antesala al despegue de este acuerdo, el segundo que entra en vigencia con una nación desarrollada, y el primero con una economía del tamaño de la canadiense, llegará hoy de visita oficial a Bogotá, el Primer Ministro de ese país, Stephen Harper, quien desarrollará una activa agenda tanto con empresarios, como con miembros del Gobierno Nacional, encabezados por el Presidente Juan Manual Santos.

Este encuentro tiene como telón de fondo un creciente deseo de inversionistas del país del norte, por generar más negocios en Colombia, donde en los últimos años han inyectado grandes capitales al fortalecimiento de sectores como hidrocarburos y minería, principalmente, lo cual ratifica la posición de Canadá entre el grupo de las diez principales fuentes de Inversión Extranjera Directa (IED) en el ámbito mundial.

En efecto, la inversión canadiense en Colombia representó 13,5% del total de la IED no petrolera el año pasado, al registrar USD 1.207,93 millones, concentrada en sectores como telecomunicaciones y energía, aunque también ha llegado a alimentos, papel, calzado, educación y transporte.

Pero, ¿cuál es la coyuntura en materia de comercio, en momentos en que se da vía libre a este TLC? En lo que respecta a Colombia, de USD 385,6 millones que exportó a ese mercado norteamericano en 2009, al cierre de 2010 la cifra se elevó a USD 532 millones, lo que representa una variación de 37,99%.

La oferta de bienes con destino a Canadá está conformada por exportaciones tradicionales como café, petróleo y sus derivados, aunque flores y productos de la industria liviana como textiles, confecciones y plásticos están incluidos en la lista.

Por su parte, las importaciones colombianas procedentes de Canadá aumentaron 21,97% en 2010, al situarse en USD 823,4 millones, con relación a los USD 675,1 millones de 2009, básicamente por concepto de productos agropecuarios como trigo y cebada, bienes de la industria, de la metalurgia y papel.

Por el lado del turismo, el balance también es favorable, si se tiene en cuenta que mientras en 2008 llegaron al país 27.606 canadienses, un año después la cifra pasó a 28.157 y el año pasado se incrementó a 32.884. En lo que respecta a 2011, durante el primer semestre se registró una variación de 26,6% frente a igual periodo de 2010, al pasar de 16.425 a 20.788 el número de visitantes.

Vale señalar que Canadá es el séptimo mayor emisor de turismo en el mundo, y para Colombia es de interés explotar los destinos de historia y cultura, lo mismo que naturaleza y aventura, dentro de los cuales los departamentos de Boyacá, Santander, Norte de Santander y Huila, entre otros, tienen mucho para ofrecer.
 
Oportunidades

De acuerdo con el Ministro Díaz-Granados, el nuevo TLC con Canadá les abre grandes oportunidades a los empresarios colombianos de todas las regiones, dada la demanda que podrán satisfacer entre los consumidores del país del norte.

Por ejemplo, en el grupo de productos agroindustriales, hay posibilidades de competir en frutas exóticas, hortalizas frescas y productos étnicos, así como en conservas y alimentos tipo gourmet, previamente preparados.

Al respecto, Canadá importó un promedio de USD 3.300 millones por concepto de frutas entre 2008 y 2010, y USD 1.850 millones de hortalizas en similar lapso; entre los departamentos colombianos que entrarían a jugar en el rubro de frutos exóticos están los de la Orinoquía y Amazonía, mientras que Boyacá y Quindío tienen muchas posibilidades en cuanto a hortalizas frescas.

En materia de confecciones, Canadá importó alrededor de USD 7.300 millones entre 2008 y 2010, lo que augura un mercado interesante para los fabricantes locales, especialmente de prendas deportivas para los consumidores jóvenes, aunque también hay expectativas en ropa especializada para aerolíneas y dotación hospitalaria. En este caso, las regiones que podrían entrar fuerte son Valle del Cauca, Quindío y Tolima.