11 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Santos exige a los grupos ilegales liberar a todos los niños que tienenen sus filas

22 de julio de 2011
22 de julio de 2011

Desde la Plaza de Bolívar, donde la Alta Consejería Presidencial para la Reintegración lanzó la campaña ‘Mambrú no va a la guerra’, el Presidente Santos envió dicho mensaje al considerar que el reclutamiento de niños para llevarlos a la guerra es una de las más graves violaciones a los derechos humanos.

“Quiero aprovechar esta oportunidad para mandarles a los grupos ilegales un mensaje muy claro: si ellos realmente quieren la paz, como la queremos todos los colombianos, tienen que comenzar a hacer unos gestos, como liberar a los secuestrados, como dejar de reclutar a los niños, como liberar a todos los niños que tienen reclutados en sus filas”, dijo.

El Mandatario sostuvo que la campaña ‘Mambrú no va a la guerra’ es un grito que el país hace para decirles a los grupos ilegales que no queremos más reclutamiento de niños, sino que los niños puedan disfrutar de sus derechos, “porque eso es lo que nos hace un país con futuro, con bienestar, y eso es lo que debe ser un compromiso de todos y cada uno de los colombianos”.

Consideró que ponerle fin al reclutamiento de niños “sería una demostración de paz que el Gobierno recibiría como un gesto verdadero de una intención de llegar a la paz”.

De acuerdo con el Jefe de Estado, el 47 por ciento de todos los desmovilizados de la guerrilla y de los grupos paramilitares (cerca de 25 mil), fueron reclutados durante su niñez.

“Por eso nosotros, todos los colombianos, no debemos descansar un solo minuto hasta que Mambrú no vaya a la guerra sino que baile hip hop”, concluyó el Presidente Santos.