13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Forlán aseguró que su apellido entró en la historia del fútbol uruguayo

25 de julio de 2011
25 de julio de 2011

"Este título significa mucho para mí porque mi abuelo lo ganó, mi padre lo ganó y ahora lo gané yo. Tres generaciones se llevaron este torneo, el apellido Forlán quedara en la historia" del fútbol oriental, dijo el jugador tras el partido que se disputó en el estadio Monumental de Buenos Aires.

Forlán aseguró que fue "un partido complicado pero el equipo estaba bien. El gol tempranero nos favoreció y después se simplificaron las cosas".

Luis Suárez abrió el marcador para Uruguay a los 11 minutos y Forlán aumentó la cuenta a los 41 y 89 en su vuelta al gol después de una larga sequía.

Con esta victoria, Uruguay obtuvo su decimoquinta Copa América, uno más que Argentina, y se convierte en el máximo ganador del certamen continental de selecciones.

Luis Suárez, el jugador del partido final

Buenos Aires, Julio (25). RAM_ El delantero Luis Suárez fue elegido por los miles de internautas que votaron en la página oficial de la Copa América, como el jugador más valioso del partido final de la Copa América 2011.

"El premio si bien es individual, es del equipo y me alegra poder compartirlo con ellos."

Suárez, que además fue condecorado con el premio al jugador más valioso del certamen, convirtió el primer gol de la selección uruguaya ante Paraguay, que abrió el camino a la conquista de la 15º Copa América para Uruguay. Además asistió de cabeza a Forlán de manera magistral, que estampó el tercer y definitivo gol, tras una gran jugada en la que también participó Edinson Cavani como conductor.

"Siempre que se pueda aportar, con goles o asistencias va a ser lindo", declaró el atacante del Liverpool de Inglaterra, cuando hizo mención a su enorme trabajao que realiza y que manifiesta mediante goles y asistencias.

Sobre el partido declaró: "Salimos decididos a intentar buscar un gol rápido y el hecho de conseguirlo nos trajo mucha tranquilidad para imponer el juego. En el segundo tiempo es cierto que bajamos un poco el nivel ya que Paragauy se vino encima, pero a la larga fuimos superiores."

Finalizando, el crack uruguayo sentenció: "Demostramos que si no somos un equipo dentro y fuera de la cancha no se pueden lograr este tipo de objetivos".  

Cuando fue consultado por el rival más duro, el autor de 4 goles para la celeste en la Copa confesó que Argentina fue el rival que más peligro y situaciones en contra les hizo pasar, pero que el hecho de haber jugado con un hombre menos durante todo el segundo tiempo y el tiempo suplementario, fue una muestra de carácter y fortaleza, que desencadenó en este festivo final.