16 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cerca de 2.000 indígenas de Dokabú atendidos en brigada social

18 de julio de 2011
18 de julio de 2011

Si bien estos padecimientos se presentan por las condiciones poco salubres en las que habitan los indígenas y por la exposición a insectos transmisores, el interés del Gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo Vargas, ha estado encaminado a mejorar la calidad de vida de estas poblaciones que hacen parte de la “Otra Risaralda”.

Luego de varios estudios médicos a estas poblaciones en Risaralda, el secretario de Salud Departamental, Javier Darío Marulanda Gómez, reveló que un grupo de profesionales de la salud trabaja actualmente en el diseño de un proyecto especial que sería complementario a las brigadas sociales y que busca permanencia en el tiempo.

“Lo que se quiere es brindar bienestar social a estas comunidades, que han sido uno de los principales objetivos de la administración de Tamayo Vargas y por eso es de vital importancia contar con mecanismos que les permitan mejorar sus condiciones de vida”, señaló Marulanda Gómez.

Citas odontológicas, atenciones médicas, vacunación, jornada recreativa, entrega de medicamentos, mercados y porción nutricional, entre otros servicios, se ofrecieron a cerca de 2.000 indígenas que acudieron a la brigada social que la Gobernación de Risaralda realizó en el resguardo Dokabú.

Luego de más de dos horas de viaje desde Pueblo Rico hasta llegar a la Escuela Dokabú, el equipo médico de las brigadas sociales adecuó algunos salones e instaló la Unidad Móvil de Odontología, en la cual se prestaron servicios de mediana complejidad como pequeñas cirugías.

“Llegaron algunos casos especiales y sabemos que para ellos es toda una odisea salir de sus resguardos a buscar atención médica y remisiones a cirugía, por lo que procedimos a operar”, así lo dio a conocer el coordinador de las brigadas, el odontólogo César Román.

Con estas brigadas para la comunidad indígena, el Gobernador Víctor Manuel Tamayo Vargas, continúa demostrando su compromiso por mejorar la vida de “La Otra Risaralda”.