11 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Alcaldía de Armenia explica criterios frente al espacio público

26 de julio de 2011
26 de julio de 2011

“La situación es muy distinta a lo anunciado, porque el permiso se dio en un área diferente al centro de Armenia, en cumplimiento a lo dispuesto por el acuerdo 049 de 2007, donde se prevé la posibilidad de expedir permisos temporales para ventas informales cuando el solicitante llene ciertos requisitos.

De hecho el permiso no fue expedido sino renovado, sujeto a que si no se cumple con las obligaciones estipuladas se le retira. Se tiene en cuenta la afectación que pueda haber en la circulación de las personas, en el entorno, a veces los vecinos residentes manifiestan su descontento con que se desarrolle esta actividad allí, otras veces como en este caso dicen que no existe ninguna dificultad porque la beneficiaria presta un servicio en horas en los que no hay otros establecimientos operando”, explicó.

La funcionaria subrayó el hecho de que este tipo de autorizaciones se otorgan en la periferia de la ciudad y no en el centro, sobre La Calle Real o en la plaza Bolívar.

“La única excepción corresponde con una decisión tomada por el Comité de Espacio Público a diez embellecedores de calzado que se sitúan en la plaza Bolívar, a diferencia de la periferia, en la que constantemente nos hacen solicitudes y en el momento en el que se verifican los requisitos se otorgan los permisos”.

¿El mazo y la zanahoria?
De manera simultánea a que la concejal Dora Lucía Ramos solicitaba a la administración municipal la explicación sobre esta actuación, hecho que fue registrado por este medio de comunicación, la inspectora cuarta de Establecimientos Públicos procedía con el cierre del establecimiento Su Descanso Armenia, ubicado sobre la carrera 19 y a dos cuadras del estadio Centenario.

Mientras que las disposiciones de la Fifa para la realización de encuentros deportivos programados en la Copa Mundial Sub-20 Colombia 2011 exigen el cierre de ventas en un perímetro determinado, la decisión instaurada en la resolución 007 y ratificada en la 008 de 2011 establece un cierre definitivo.

“El argumento inicial era el requerimiento de la Fifa, pero luego explicaron que no se contaba con el respectivo uso de suelos. En el momento de solicitarlo a Planeación municipal me responden que no es viable dármelo porque la construcción es irregular. Eso quiere decir que de cualquier manera tengo que clausurar sin importar que de aquí me alimente, sostenga a mi familia y beneficie a la comunidad de una zona escolar y deportiva los 365 días del año”, explicó Franklin Abel Franco Quintero, propietario del establecimiento.

El comerciante señaló que esta labor es la fuente de sostenimiento de su familia, su señora madre adulta mayor y su padre limitado auditivo.

Ante el conocimiento de este caso el director del departamento administrativo de Planeación, Fernando Arias, reiteró que ya existe un proceso que obliga al cerramiento del negocio por diversas razones, como la no propiedad de la caseta por parte del solicitante —es de la empresa Postobón—, y la negativa de otorgársele el uso de suelo de tipo comercial por adelantar una 'construcción irregular'.

“Lo único que queda pendiente es el tema de la existencia de la caseta allí porque esta familia la está usando además como vivienda. El problema hoy radica en que la Fifa no permite publicidad diferente a la de los espónsores oficiales en el primer anillo del estadio, y ya se le ha solicitado a la empresa que la recoja. Es la misma actuación que se lleva a cabo en otros barrios cuando están en espacio público”, explicó.

De hecho subrayó que el entorno del escenario deportivo y del condominio excluye usos comerciales del suelo en la zona. Pese a esto, la versión de Duque Burgos apuntaría a que el kiosco no se encuentra situado en un área de espacio público, por lo que la normatividad mencionada por el director de Planeación municipal no aplicaría.
“Mientras el caso anterior, del permiso expedido para la explotación comercial de espacio público se encuentra regido por el acuerdo 049 de 2007, la situación con la caseta de Postobón es totalmente distinta al no encontrarse en espacio público sino en un remanente del área propiedad del condominio construido al lado. Por este carácter la norma aplicada es la establecida en la ley 232 de 1995, que determina que cualquier establecimiento abierto al público debe llenar unos requisitos”.
En este caso en particular la jefe de la cartera de Gobierno y Convivencia precisó que el cierre del negocio se dio al verificarse que la ficha normativa no determina allí ninguna actividad comercial.

“Sucede que en la caseta las personas no sólo tienen el negocio sino que viven allí, y al ser objeto de una tutela se nos recomendó efectuar el procedimiento descrito en la ley 232 pero conservando la vivienda. Por eso se autorizó dejar libre la puerta de acceso. Está por establecerse si el lote es área de cesión, pero ya existe la solicitud por parte de la inspección a Postobón para que retire la caseta, mientras que la familia determina si hace un cambuche o qué solución hallan para seguir habitando allí”.

Y aunque la situación no se puede generalizar, la funcionaria señaló que sí se han presentado casos con tiendas de barrio que presentan características similares.

“No es que se acaben las tiendas de barrio, sino que cuando se expide el concepto en la ficha normativa se define como 'uso comercial de bajo impacto', a diferencia de lo que podría ser un bar o una cantina. Incluso se nos han presentado casos en condominios de propiedad horizontal, como apartamentos en los que operan ventanillas. Hay que mirar el caso específico”.

La respuesta a la congestión en el centro
Ante las constantes críticas formuladas por este medio de comunicación ante la aparente falta de gestión para descongestionar las vías públicas del centro de Armenia, Debbie Duque Burgos reconoció que “la situación que más afea la ciudad es la presencia de carretas y ventas de perecederos, que nos hacen ver como una gran galería. Respecto a estas personas seguimos insistiendo en su reubicación en la plaza Minorista. Además hay una resolución donde se prohíbe su actividad en el centro de Armenia, concretamente en el perímetro en el que es válido el Pico y Placa, y en este sentido debe ser cumplida por la Policía Nacional, decomisando esas carretas”.

En cuanto a la venta de cacharro, declaró que se adelantan conversaciones con los representantes de las asociaciones que agrupan a estos comerciantes y que generalmente se ubican en las zonas aledañas del Éxito del centro.

“La idea es que ellos, de manera voluntaria, contribuyan a organizar el espacio público. Hay que tener con ellos un tratamiento distinto porque hay que darles una opción distinta, como el centro comercial Armenia, el cual no tiene capacidad para todos. Ya han mostrado voluntad de colaborarnos en el sentido de reducir sus espacios y no 'regar' sus cajas ni abrir todas esas sombrillas. Próximamente convocaremos para hacer un plan de contingencia para que los vendedores se organicen y que no luzcan como ahora, porque ha sido política de la anterior mandataria y del alcalde encargado evitar al máximo entrar al choque con la fuerza pública”.

Por último pidió un poco de paciencia para que se empiecen a ver los resultados de la concertación, estrategia que sin lugar a dudas se lleva un tiempo para concretarse.

Por: Andrés Felipe Mejía Álvarez