10 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En 2012 Quindío recibirá sus primeras regalías

13 de junio de 2011
13 de junio de 2011

Con la aprobación del proyecto de ley que reformará el esquema de distribución de las regalías en todo el territorio nacional al modificar los artículos 360 y 361 de la Constitución Nacional.

Las sumas representan un ‘salvavidas’ para la deficiente estructura de ingresos del ente territorial, sobre todo si se tiene en cuenta que hasta este año, y debido a su escasa participación en la producción minero-energética, el Quindío no recibe un sólo peso por esta figura.

Como se recordará, la propuesta fue ampliamente apoyada por los gobiernos territoriales de las zonas no productoras, y fue avalado por el gobierno nacional, al detectar irregularidades en el uso de estos recursos en algunas de estas regiones, lo que llevó a plantear un modelo más eficiente en la distribución y control de sus usos.

De acuerdo con cifras calculadas por el departamento administrativo de Planeación departamental, la variación permitirá en el periodo 2012-2014, lograr un promedio per cápita de estos nuevos ingresos de alrededor de 80 mil pesos.

En los mismos años Risaralda lograría pasar de cero en 2011 a $53 mil millones en 2012, $69 mil millones en 2013 y $81 mil millones en 2014; mientras que Caldas vería incrementada la suma anual actual, de dos mil millones de pesos, a $68 mil millones, $88 mil millones y $104 mil millones, respectivamente, cifras calculadas de acuerdo con criterios como la población residente en cada ente territorial y el índice de Necesidades Básicas Insatisfechas, NBI.

Respecto al modelo elegido para el desarrollo de la medida, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Juan Carlos Echeverry definió con la expresión “la mermelada se va a repartir en toda la tostada nacional”, la iniciativa, que contemplaría la destinación de un 10% para pensiones territoriales, un 10% adicional para ciencia y tecnología, hasta el 30% para ahorro -empezando desde el 20%-. y un 2% para procesos de fiscalización de regalías.

El capital restante se distribuiría entre las zonas productoras -que pese a la oposición que manifestaron a la propuesta, continúan siendo los mayores depositarios del recurso-, el fondo de Compensación Territorial y el fondo de Desarrollo Regional.

Ahora pasa a conciliación en las plenarias de Senado y Cámara, luego a sanción presidencial y posteriormente a revisión de la Corte Constitucional.

Los fondos que se crearán

Fondo de Desarrollo Regional
Esta bolsa se encamina a la financiación de proyectos regionales acordados entre los gobiernos territoriales -departamentos, municipios y distritos- y el gobierno nacional, y tiene como finalidad, como su nombre lo indica, sustentar acciones de desarrollo para las comunidades. Recibiría un 10% del total de las regalías generadas.

Fondo de Ciencia y Tecnología
El segundo de estos pretende recaudar un 10% del capital originado por concepto de regalías, con el cual se financiarían programas y proyectos en la materia que cuenten con participación y aval de las entidades territoriales y el gobierno nacional. Este instrumento es considerado primordial para el funcionamiento de la denominada ‘locomotora’ de la Innovación.

Fondo de Compensación Regional
El tercero de los fondos tendrá como misión financiar proyectos de impacto regional o local de desarrollo en las entidades territoriales más pobres del país, de acuerdo con criterios de Necesidades Básicas Insatisfechas, NBI; población y desempleo; y con prioridad en las zonas costeras, fronterizas y de periferia. Tendrá una vigencia de 30 años contados a partir de que empiece a regir la Ley.

Fondo de Estabilización y Ahorro
Instrumento creado para que sus recursos y rendimientos sean administrados por el Banco de la República en los términos establecidos por el gobierno nacional con el objetivo de que en periodos de ‘desahorro’, su distribución entre los demás componentes del sistema se rija por los criterios definidos por la ley.
En caso de que los recursos destinados anualmente al Fondo de Ahorro y Estabilización excedan del 30% de los ingresos anuales del Sistema General de Regalías, tal excedente se distribuirá entre los demás componentes. Recibiría hasta el 30% del total de los ingresos.