26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Desde Armenia

12 de mayo de 2011
12 de mayo de 2011

Si bien es cierto la ciudad necesita  varias opciones y además que sean ciertas para la elección del o la  virtual inquilino(a) del  Centro Administrativo Municipal, sólo hasta el momento hay una candidata que tiene la más importante de las opciones de encontrar el apoyo electoral en octubre próximo, se trata de luz Piedad Valencia Franco, con recorrido, ha hecho el oficio y tiene una muy bien engrasada maquinaria no despreciable para eventos de esta naturaleza. 

Entretanto, una figura honesta como Aidé Lizarazo Cubillos, entra a un ensayo muy débil adoptado por  el Mira al inmiscuirse en elecciones locales donde antes no habían participado en negativa estrategia cuando se trata de ejercer el poder a través de la decisión popular.

Más allá se prefigura sin sentido estructural el concejal Jhon Fredy Tamayo, que si bien es cierto hace ejercido una semi campaña no pasa de ser un amague sin sentido y con muy pocas posibilidades de éxito. No se le conoce seriedad o coherencia política porque en poco tiempo ha migrado de un partido a otro sin inmutarse.

Oscar Gómez, por su parte, tiene kilometraje a expensas de malabares politiqueros que también lo han llevado de un partido a otro y hoy en un limbo natural quiere hacerse a firmas que  permitan su inscripción. Se trata de un personaje indescifrable con populismo recalcitrante a quien no se le conoce nada alrededor de cuál es la ciudad que se requiere para las nuevas épocas. Siempre ha hecho de la política un elemento unipersonal donde muchas de sus movimientos han sido en su beneficio muy particular e incluso con argucias en su provecho.

¿Y ahí en medio de este mapa es donde César Mejia podría entra a jugar duro y con opción?

En los últimos días se ha visto a Mejia Urrea muy activo. Su exponencia en los medios tratando temas de interés general lo han puesto en la onda mediática. Ha utilizado una columna de opinión donde toca temas de la naturaleza local y su posición frente al combate contra la corrupción es elocuente y además es puntual su acercamiento con los sectores productivos de la ciudad donde goza de respeto.

Cuando al ex parlamentario se le pide pronunciamiento sobre el tema de su candidatura no lo admite pero tampoco lo niega. Clara posición del político avezado con ganas pero prudente.

Lo que si es evidente que su deseo de hacerse elegir es evidente.

MAPA POLITICO

Para Mejia Urrea sus acercamientos con sectores políticos de la ciudad son escasos.
 

El partido liberal tiene definida a Luz Piedad Valencia como su candidata, el conservatismo se plegó de manera mendicante a  esta candidatura sin opción distinta a burocracia, el Polo y el Partido Verde han definido sus opciones y su lejanía ideológica con estos  es clarísima, mientras que por los lados de Cambio Radical y el partido de  la U. todo está consumado y su distancia abismal con el primero de estos últimos no tiene discusión.

Aunque dicen que la política es dinámica en este mapa no se le ve posibilidad de maniobra a Mejía Urrea.

Y la política se hace y se gana con votos.

Se sigue hablando del voto de opinión aunque esto no deja de ser una entelequia, no  dice nada y nadie sabe qué es eso.

Pero ahí jugará a lo mejor César Augusto Mejía Urrea quien fue elegido dos veces a la Cámara de representantes, en su primera incursión con el apoyo del Mil de don Emilio Valencia  en trueque a su adhesión al entonces candidato Álvaro Patiño Pulido, el partido conservador y el movimiento pastranista.

Su paso por la cámara fue relevante, jugó importantísima posición en el tema de la reconstrucción del eje cafetero y se distinguió como presidente de la comisión tercera de asuntos económicos.

Lo más importante para Armenia y sus ciudadanos es que siguen existiendo reservas morales y éticas como  posibles opciones en la carrera tras la administración municipal de una ciudad en  una crisis de tamaño monumental aunque el camino sea culebrero.