26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

COMCEL no habla CLARO

25 de mayo de 2011

eduardo lozanoLa idea es excelente, pero realmente Colombia está preparada para asumir con tecnología de punta este control internacional?

Creo, sin lugar a equivocarme que unas empresas sí y otras no. La prueba está en el ejercicio que se hizo recientemente para que cada usuario registrata su SIMCARD  o CHIP junto con el IMEI (número único en el planeta para identificar cada aparato) ante las empresas respectivas.

La sola idea de hacer el registro con una fecha límite causó la debacle por  dos razones fundamentales:

La primera, porque muchos usuarios desconocen las especificaciones técnicas de su teléfono y las palabras CHIP o IMEI se convirtieron en un dolor de cabeza o trabalengüas para quienes usamos los teléfonos para lo que fueron hechos, es decir para comunicarnos.  Nadie nos dijo al comprarlos que debíamos aprender eso. El afán del momento era de vender, así el cliente no entendiera.

Y la segunda, porque algunas de las empresas prestadoras del servicio no adoptaron las medidas correspondientes para semejante revolcón y sin una debida instrucción a sus funcionarios los lanzaron a una tarea de registro que resultó tan complicada, que el gobierno a través del ministerio que rige las telecomunicaciones en Colombia, tuvo que intervenir para organizar por fechas/calendario el registro de los teléfonos celulares en todo el país.

COMCEL no habla CLARO

El caso de COMCEL, la empresa que tiene el mayor registro de usuarios fue realmente una catástrofe.

Quien escribe estas líneas tuvo una línea de esa empresa. Cuando fuí a registrar mi número y mi teléfono, resultó que aunque el teléfono era propio por ser comprado en un almacén reconocido era aceptado, pero el CHIP o SIMCARD estaba a nombre de otra persona y para registrarlo había que llevar a la esa persona. Eso hubiera sido fácil si se hubiese comprado ayer, pero después de 4 años de uso de un número celular a donde se va a encontrar a Dn. XX  quien diligenció la compra ante COMCEL de las SIMCARD y las puso a su nombre ?

Después de largas filas en las oficinas de esa empresa (Calle 116 de Bogotá), los funcionarios se limitaban a responder: «Marque en su computador www.  etc etc y haga el registro». Pues resulta que esta dirección electrónica estaba siempre bloqueada para esa función y nunca se pudo hacer el registro.

Después de tres visitas a esa oficina de COMCEL y advertir las filas, inconvenientes y negativas, decidí cambiarme de empresa donde por $10 mil pesos solucioné todo el problema en pocos minutos. Hoy no quiero saber nada de COMCEL porque no habla CLARO.

Pienso que las oficinas de «servicio al cliente» de ciertas compañías deben hacer honor a su nombre y no convertirse en generadoras de obstáculos, que al final acaban por hacer desistir al cliente y obligarlo a cambiar de empresa prestadora del servicio.

Lo de los pactos internacionales para controlar el uso de teléfonos celulares y tratar de reducir el robo de los mismos, suena muy bonito, pero algunas empresas colombianas dedicadas a esta función, estarán en capacidad de enfrentar el reto ?

Casos como el mio deben existir muchísimos y sus suscriptores al final optarán por cambiarse a otra empresa, así tengan que sacrificar el número telefónico que usaron por muchos años.

[email protected]

*Conductores borrachos sin Dios ni ley
*
«Los pájaros tirándole a las escopetas»
*
Un candidato uribista
*
Con ensayar nada se pierde
*
Agoniza la onda corta
*
Menos Twitter y más control
*
Transmilenio: vivir de limosna
*
¿Qué hay detrás de cada caso?
*
Las leyes son…
*
Liberación unilateral como base para un acuerdo
*
¿Quién ganó o quién perdió?
*
“Prefiero no robar al Estado y que me paguen la gasolina»
*
Historia repetida
*
Una reconsideración urgente
*
«No todo lo que brilla es oro»
*
¿Hay que sacrificar comerciantes?
*El fisco no es un botín a repartir…