27 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

‘Carrusel’ con subsidios educativos de los niños más pobres

26 de mayo de 2011
26 de mayo de 2011

Así lo confirmó el director de la Oficina Anticorrupción de la Presidencia de la República, Miguel Prado, tras confirmar que en el municipio de Soacha, Cundinamarca, se detectaron una serie de irregularidades en el manejo de estos recursos que en este caso ascienden a unos 28 mil millones de pesos anuales. Hechos que ya investigan las autoridades.

Estos recursos, que provienen de la Nación, se pagan mediante contratos que otorgan las secretarías de Educación a los colegios privados que reciben a niños de escasos recursos o que se quedan por fuera de las instituciones oficiales.

En Soacha, sin embargo, se detectó la proliferación de colegios de muy baja categoría que reciben millonarios subsidios y que se dejó de utilizar un huellero digital que permitía establecer con exactitud el número niños que estaban siendo subsidiados en cada establecimiento educativo. Además, se comprobó el reporte de alumnos inexistentes y dobles registros de un mismo menor en dos o más establecimientos educativos de la localidad.

Por ejemplo, llama la atención de las autoridades que el Liceo Cristiano Manantial de Vida, que estuvo a punto de ser cerrado en 2009 por su mala calidad, pasó de recibir subsidios por 333 millones de pesos en 2008 a 1.179 millones en 2011, uno de los más altos reportados este año.
Otros colegios con categoría D, que no estarían autorizados para recibir este tipo de recursos, son el Instituto Comercial Oasis que pasó de $11 millones a $287 millones durante este mismo período (158%), el Colegio Santa Teresita que pasó de $81 millones a $277 millones (180%); el Instituto Cultural San Mateo que pasó de $55 a $319 millones (475%) y el Centro Educativo Manos Unidas que pasó de $25 millones a $236 millones (846%), entre otros.

Miguel Prado también le confirmó los organismos de control y la Fiscalía General de la Nación ya investigan los posibles vínculos de concejales y políticos de Soacha con la proliferación de colegios que son beneficiarios de estos subsidios.