5 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Junior logra un empate en México en la ida de los octavos de final

28 de abril de 2011
28 de abril de 2011

El equipo colombiano tuvo en un puño a los Jaguares con el gol de Luis Páez al minuto 7. Pero la historia cambió cuando otro jugador de Colombia, el punta Jackson Martínez, devolvió la vida al Jaguares con un remate de cabeza al minuto 57.

El gol de visitante marcado por el Atlético Juniors lo deja con ventaja en la serie de ida de los octavos de final.

Un empate sin goles o la victoria pondrá en cuartos de final al equipo de la ciudad caribeña de Barranquilla, el tercero entre los que superaron la fase de grupos de la Libertadores.

Las posibilidades de Chiapas pasan por ganar o empatar con más de dos goles.

El Junior sorprendió al Jaguares con un gol en los primeros minutos en una jugada que comenzó Giovanni Hernández con un servicio largo a Viáfara.

El técnico de los Jaguares, José Guadalupe Cruz, entendió pronto que su equipo no funcionaba ante la estricta marca que le aplicaba el equipo colombiano y envió a Alan Zamora a la mitad de la cancha para ganar la posesión del balón.

Por contra, los dirigidos por el argentino Óscar Héctor Quintabani tuvieron el control, frenaron cada ataque de Chiapas, encabezado por el colombiano Jackson Martínez y además daban la apariencia de que no les afectó el calor cercano a los 28 grados.

Chiapas tuvo pocas llegadas de peligro, un remate de cabeza de Martínez, en tanto que Junior firmó el gol de Páez, que dejó escapar el 2-0 en un balón suelto de Villalpando que le robó la defensa antes de dar la puntilla.

El argentino Damián Manso lanzó a puerta pero Viera sacó por encima del horizontal en lo que fue la mejor ocasión del Chiapas, casi al cierre del primer tiempo.

Para el complemento, el Jaguares salió a remar contra la corriente, contra una defensa sólida del equipo 'tiburón', que administraba el partido y se aprovechaba de que el local no tenía mucha fuerza de ataque.

El colombiano Jackson Martínez encontró el fruto a su esfuerzo del primer tiempo y en un centro de Alan Zamora, ejecutó un remate de cabeza desde el punto de penalti directo a la red para empatar el marcador y animar a los escasos aficionados.

El gol de Jackson despertó al cuadro de Chiapas y lo metió al juego. Le quitó la iniciativa a los de Barranquilla y generó acciones ofensivas: un tiro fuerte de Zamora, un remate de cabeza de Fuentes, pero nada de peligro.