7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Detenido en Venezuela vocero de las Farc en Europa

24 de abril de 2011
24 de abril de 2011

La información oficial indica que la captura del colombiano se dio en el aeropuerto venezolano de Maiquetía, en momentos en que llegaba en un vuelo procedente Frankfort, Alemania.

Becerra, presunto integrante del frente internacional de las Farc, tiene circular roja de la Interpol por terrorismo.

Fuentes de la Fiscalía confirmaron que el presunto miembro de la red internacional de las Farc, Joaquín Pérez Becerra, capturado en las últimas horas en el Aeropuerto Internacional de Maiquetia en Caracas, era el encargado de coordinador la página de Anncol desde Suecia y es requerido por un fiscal de la Unidad Antiterrorismo por los delitos de concierto para delinquir, financiamiento del terrorismo y administración de recursos relacionados con actividades terroristas.

En las próximas horas Pérez Becerra será entregado a las autoridades migratorias y será puesto a disposición de la Fiscalía para que sea presentado ante un juez con funciones de Control de Garantías.

Esta es, hasta el momento, la captura más significativa que hacen las autoridades del vecino país de guerrilleros de las Farc, tras la reciente expulsión de Carlos Tirado y Carlos Pérez.

El colombiano Joaquín Pérez Becerra, supuesto jefe del grupo guerrillero FARC de Colombia, fue capturado hoy en el aeropuerto internacional de Maiquetía que sirve a Caracas, informó el Gobierno del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

La detención se produjo cuando Pérez Becerra intentaba ingresar a Venezuela, adonde llegó "en un vuelo comercial procedente de la ciudad de Frankfurt, Alemania", precisó un comunicado gubernamental.

Pérez Becerra, añadió el texto, "es requerido por los órganos de justicia de la República de Colombia, a través de INTERPOL, con difusión roja, por la comisión de los delitos de concierto para delinquir, financiamiento del terrorismo y administración de recursos relacionados con actividades terroristas".

El Gobierno de Chávez, remata el texto, "ratifica así su compromiso inquebrantable en la lucha contra el terrorismo, la delincuencia y el crimen organizado, en estricto cumplimiento de los compromisos y de la cooperación internacional, bajo los principios de paz, solidaridad y respeto a los derechos humanos".

Momentos antes, el ministro venezolano de Comunicación e Información, Andrés Izarra, había informado en cuenta de Twitter: "Capturado en Venezuela colombiano solicitado por INTERPOL (con) código rojo por terrorismo. En breve comunicado de nuestro Gobierno".

La detención del supuesto jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se produce menos dos semanas después de que el Gobierno de Venezuela expulsara a Carlos Tirado y Carlos Pérez, supuestos guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), asimismo de Colombia.

Ambos capturados el pasado 17 de marzo en una población del estado de Apure (sur), fronterizo con Colombia.

Funcionarios de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) de Venezuela entregaron a Tirado y a Pérez a una comisión de la Policía Científica de Colombia que el 11 de abril pasado viajó expresamente a Venezuela para el efecto.

En los últimos meses, Venezuela ha deportado a otros guerrilleros entre ellos, Nilson Terán Ferreira, alias "Tulio" y considerado uno de los cabecillas del ELN, quien fue entregado a Colombia el 14 de enero.

Un día después de la entrega de Tirado y Pérez, el expresidente colombiano Álvaro Uribe (2002-2010) escribió en su cuenta de Twitter que Venezuela es un "Escondite de terroristas".
¿Dónde están cabecillas narco FARC Iván Márquez, Romaña, Grannobles, Timochenko….?", escribió el 12 de abril pasado.

Las denuncias que hizo Uribe cuando aún era presidente relativas a que Venezuela daba cobijo y protección en su territorio a guerrilleros colombianos llevaron al presidente venezolano, Hugo Chávez, a romper las relaciones bilaterales en julio de 2010.

Esas relaciones fueron recompuestas un mes después por Chávez y José Manuel Santos, sólo tres días después de que este último asumiera la Presidencia de Colombia.

Santos ha asegurado en las últimas semanas que Chávez "ha ratificado en varias ocasiones (la última este mismo mes en Colombia) que no permitiría la presencia de grupos terroristas en su territorio".

En este contexto, recordó que Venezuela entregó a Colombia a Tirado y a Pérez, "dos guerrilleros que habían asesinado a tres infantes de marina en la frontera y que habían escapado al lado venezolano".

En una reciente visita a España agregó que cree en la "manifestación del presidente Chávez de que no permitirá en su territorio la presencia de campamentos de guerrilleros para atacar a Colombia".

En un comunicado oficial, divulgado desde Caracas, se indica que “el ciudadano Joaquín Pérez Becerra es requerido por los órganos de justicia de la República de Colombia, a través de INTERPOL, con difusión roja, por la comisión de los delitos de concierto para delinquir, financiamiento del terrorismo y administración de recursos relacionados con actividades terroristas”.

Agrega la comunicación oficial que “de igual manera, han sido informadas las autoridades del Gobierno de la República de Colombia sobre este procedimiento”.

Comunicado oficial de Caracas

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela informa que, el día 23 de abril de 2011, fue detenido en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía el ciudadano de nacionalidad colombiana Joaquín Pérez Becerra, con cédula de ciudadanía número 16.610.245, cuando intentaba ingresar al país en un vuelo comercial procedente de la ciudad de Frankfurt, Alemania.

El ciudadano Joaquín Pérez Becerra es requerido por los órganos de justicia de la República de Colombia, a través de Interpol, con difusión roja, por la comisión de los delitos de concierto para delinquir, financiamiento del terrorismo y administración de recursos relacionados con actividades terroristas. De igual manera, han sido informadas las autoridades del Gobierno de la República de Colombia sobre este procedimiento.

El Gobierno Bolivariano ratifica así su compromiso inquebrantable en la lucha contra el terrorismo, la delincuencia y el crimen organizado, en estricto cumplimiento de los compromisos y de la cooperación internacional, bajo los principios de paz, solidaridad y respeto a los derechos humanos.