22 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Juan Gabriel Vásquez, premio Alfaguara de novela

21 de marzo de 2011
21 de marzo de 2011

Quiero entender la violencia, el gran cliché que se asocia a mi país”, reflexionó Juan Gabriel Vásquez, flamante ganador del Premio Alfaguara de Novela 2011, dotado con 175 mil dólares. Ambientada en la Colombia actual, "El ruido de las cosas al caer", la obra elegida, narra el viaje de Antonio Yammara, que busca en el pasado una explicación a su situación y a la de su país. Es "una lectura conmovedora sobre el amor y la superación del miedo", dijo el jurado, timoneado por el novelista español Bernardo Atxaga.

Distinguida entre más de 600 originales procedentes de España, Latinoamérica y Estados Unidos (Argentina marcó un record de participación, con 105 manuscritos), la novela se inicia con la fuga y posterior caza de un hipopótamo, último vestigio del increíble zoológico con el que el narcotraficante Pablo Escobar exhibía su poder. “No es una novela política…habla sobre los miedos privados de esa generación, la relación con tu esposa, con tus hijos”, dijo Vásquez, que presentó su obra al concurso bajo el título “Todos los pilotos muertos”. (La presentó así porque en la novela hay aviones, y eso es lo primero que cae, pero también hay una evidente referencia “All the dead pilots”, de Faulkner, el cuento preferido de Juan Carlos Onetti).  

A través de la escritura, Vásquez busca entender. “Mi país es mi obsesión, no entenderlo es la mejor razón y justificación para escribir”, dijo en la videoconferencia que conectó las sedes de Alfaguara en Buenos Aires, México, Bogotá, Madrid y Barcelona, desde donde asistía el ganador.  Alguien definió a su novela como una historia de Hitchcock contada por García Márquez. Aunque luego esa idea sería desmentida.  La síntesis del jurado dice que se trata del “negro balance de una época de terror y violencia, en una Bogotá descrita como un territorio literario lleno de significaciones".

También reveló Vásquez las claves de esas significaciones, de su escritura, que es puro método y búsqueda de canales para contar sus obsesiones. Su inspiración viene de la tradición anglosajona. Nombró al estadounidense Philip Roth y al irlandés John Banville, mientras que en español apuntó a Javier Marías y a Jorge Luis Borges. Literatura sin fronteras. “Yo soy un escritor colombiano”, dijo más tarde, apurado frente a las dudas de pertenencia. Pero como Borges, se declaró universalista. Y aunque se despegó de los autores del boom, asumió que fueron ellos quienes legaron a los más nuevos el derecho a vivir en otras tradiciones. Y citó nuevamente a Borges, trocando colombianos por argentinos: “Todo lo que hagamos con felicidad los escritores colombianos pertenecerá a la tradición colombiana”.  

Le tocó a Manuel Vicent, ganador del premio en 1999, despegarlo ya definitivamente del karma del boom. “Saltó el cerco del realismo mágico. Vásquez vuelve a la literatura de acción, a la tradición anglosajona, en la que manda el verbo”, dijo el escritor español. Es otra época, otra generación. “Cuento cómo fue crecer a fines de los 60 y principios de los 70, cuando el narcotráfico le planteó una guerra al Estado colombiano”, explicó Vásquez. Habla de los primeros años del narcotráfico, y del impacto de esa catástrofe en la vida en la vida de los colombianos. En una de sus pocas definiciones políticas, Vásquez dijo creer en una salida a través de legalización de las drogas. Política y drogas, un tema que, con la repercusión del premio, tendrá que tocar seguido el ganador.

Con "El ruido de las cosas al caer" Vásquez, que tiene gran parte de su obra publicada bajo el sello Alfaguara y que el año pasado fue jurado del premio, anunció el fin de un ciclo para su saga de novelas “colombianas”. El premio es un gran broche. Contó que ahora el imaginario español comienza a provocarle dudas, y son esas dudas las que mueven su escritura. Querrá entender. Mientras tanto, la “amenaza a ciegas” que Andrés Neuman, otro ganador del premio, grabó desde París para un premiado desconocido, pronto se hará realidad. “Mientras en las giras tu no descansas ni respiras, seguro que tu libro se divierte”.  Eso lo entienden todos…

Vásquez, básico

Bogotá, Colombia, 1973

Es autor del libro de relatos Los amantes de Todos los Santos (Alfaguara 2001) y de dos novelas. Los informantes, finalista del Independent Foreign Fiction Prize en el Reino Unido e Historia secreta de Costaguana, que obtuvo el premio Qwerty a la mejor novela en castellano (Barcelona), el premio Fundación Libros & Letras (Bogotá) y está actualmente en la lista de los finalistas del Independent Foreign Fiction Prize. s columnista del periódico colombiano El Espectador y autor de una breve biografía de Joseph Conrad, El hombre de ninguna parte (2007). Sus libros están traducidos a catorce lenguas. Vive en Barcelona, España, desde 1999. El ruido de las cosas al caer es su tercera novela.