10 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Explota la Unidad Nacional?

12 de marzo de 2011

Difícil es saber el verdadero motivo que genera las diferencias de cada grupo con el proyecto de Ley de Reforma del Estado que presentó el Gobierno.
Se supone que los uribistas de la U deberían seguir los trinos del Dr. Uribe donde proclama que deben defender su obra del peligro de aumentar la burocracia que él pretende que disminuyó (aunque las estadísticas dicen lo contrario); pero el caso es que el argumento que usan es el contrario de lo que su patrón dice, pues sostienen que están defendiendo el empleo de los que quedarían cesantes.

En cuanto a los santistas de la U se confunden si creen que Santos actuará en función de ser jefe de ese ‘partido’. No solo entiende que para eso ahí está Uribe y que sus distancias ya son insalvables, sino tiene interés en ser el jefe del Partido Liberal para entrar en la Historia como continuidad de un compromiso ancestral que él reivindica.

Un rumor es que los azules estarían descontentos por la pérdida de su cuota de poder y eso se les agravaría con un posible compromiso del primer mandatario de dar por lo menos dos Ministerios al Partido Liberal (que ha sido el que más lo ha apoyado y no tiene ninguna cartera hasta el momento). Lo que se confirmaría con el que el oficialismo Liberal es el único que no ha participado en esta ‘crisis’ (incluso dicen los entendidos que ya se mencionan nombres (Gómez Méndez), pero porque esa es la manera de quemarlos).

La versión más generalizada y aceptada –no por eso necesariamente cierta- es que detrás del ‘saboteo’ está la incomodidad porque el Ministro del Interior y Justicia filtró el nombre de los congresistas que la fiscalía pidió a la Corte que fueran investigados. El Ministro respondió que no solo no habría encubrimientos sino que estando la dirección de estupefacientes bajo su Cartera lo que seguiría serían las investigaciones que fueran necesarias y la información sobre ello. Lo poco cuestionable de esto produjo por parte del partido conservador un llamado al Dr. Santos a negociar sin la presencia del Dr. Vargas Lleras, pues supuestamente sería al Presidente y no a su Ministro a quien se otorgarían las facultades.

También puede haber un interés auténtico de que la ley salga bien. Aunque ese supuesto despierta escepticismo, la verdad es que sí se denunció un ‘mico’ que daba facultades para modificar todas las instituciones regionales –o, como dijeron, para crear un nuevo Estado- (una especie de ‘Ley Habilitante’ a lo Chávez).

Tal vez están despistados todos lo que están pensando pescar en ese río revuelto. No se requiere ser santista furibundo para asumir que su experiencia y vocación de jugador de póquer le servirá en esta ocasión. Cuando se sabe que se tiene las mejores cartas posibles en la mesa no se juega a ganar la mano –puesto que eso ya es un hecho- sino a manejar las apuestas para sacar el máximo beneficio.

En este caso el Dr. Santos tiene todos los ases en la mano pues, además del poder, no depende de ningún partido ya que todos se pelean por estar con él. Así quienes pretendan ir por lana saldrán trasquilados y pueden acabar negociando no para ver qué piden sino para ver qué ofrecen. El Heraldo.